27 mayo, 2019

YPF e Pampa Energía se quedan con Ensenada de Barragán

Ambas empresas invertirá 733 millones de dólares para adquirir y completar el cierre de ciclo de la central térmica.

YPF-Pampa Energía planean invertir alrededor de 733 millones de dólares durante los próximos dos años para adquirir y completar el cierre de ciclo de la central térmica Ensenada de Barragán, de 560 MW, en la provincia de Buenos Aires, afirma una fuente.
Las empresas ofrecieron pagar 533,43 millones entre efectivo y deuda para comprar la planta en la licitación internacional lanzada por Integración Energética Argentina SA (IEASA).
La sociedad fue adjudicada con la central ya que fue la única ofertante en el concurso de precios. La firma estatal que MSU Energy también participara del proceso, pero la compañía desistió de hacerlo debido a la falta de fondos, según EconoJournal.
Según los pliegos de la licitación, el precio mínimo se fijó en 229,43 millones de dólares, mientras que el valor de reserva se calculó en 309,90 millones. Su construcción se financió con un préstamo de 304 millones del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la ANSES que IEASA todavía tiene que abonar.
La firma estatal fue adjudicada con un PPA de 26,707 dólares por MW por mes más un precio variable de 10,50 por MWh que vence en abril de 2022 para levantar la central térmica, que genera un EBITDA de 155 millones de dólares por año con dos turbinas de gas natural Siemens AG y dos generadores SGen. 5-1000A, según estimaciones de TPCG Valores.
Como parte del contrato que se adjudicará después de que la comisión evaluadora apruebe la oferta, se requiere que Pampa e YPF completen el cierre de ciclo, que se encuentra actualmente suspendido, para llevar la planta de 560 a 840 MW en los próximos dos años.
Dicha conversión requerirá de un desembolso de 200 millones de dólares, señala la fuente. IEASA obtuvo un contrato a 10 años de 23,962 dólares por MW por mes más un precio variable de 10,50 dólares para sumarle 280 MW a la central térmica.
Ambas empresas planean lanzar una licitación privada para elegir al contratista EPC, indica la misma fuente. Sociedad Argentina de Construcción y Desarrollo Estratégico (SACDE), será una de las firmas que participarán en la contienda, agrega. La firma estuvo a cargo de la construcción de Ensenada de Barragán.
IEASA tuvo que posponer varias veces el segundo intento para vender la planta, ya que el nuevo piso establecido para la oferta resultaba demasiado alto después de que la Secretaría de Energía emitiera la Resolución 1, con la que reducía el precio pagado por la energía generada por las centrales térmicas de energía menos eficientes, explica una segunda fuente.
El 1 de marzo, el Gobierno Nacional enmendó la resolución 19/2017 en busca de un nuevo esquema de remuneración que recompense las unidades eficientes, para ahorrar 400 millones de dólares por año, como parte de la estrategia de reducción de costos en virtud del acuerdo de 57.000 millones de dólares firmados por el Fondo Monetario Internacional (FMI), el año pasado.
Bajo el nuevo esquema, fijará los pagos según la capacidad de generación disponible, que será reducido a 705.000 dólares por MW por año desde los actuales 84.000. Los generadores que se consideren ineficientes, con un factor de carga inferior al 30%, recibirán incluso pagos fijos más bajos.
Originalmente, IEASA planeó la abrir las ofertas el 7 de mayo, luego de haber declarado nulo el intento anterior el 26 de febrero (había rechazado las ofertas presentadas por Central Puerto (CEPU) e YPF, ya que no cumplían con todas las condiciones).
Por eso, cambió el un nuevo piso de 279,53 millones de dólares, basado en la propuesta de CEPU, que había sido la más alta en la licitación previa, a los originales 229,40 millones, ya que las compañías le dijeron que si no se hacía inviable la transacción, ya que la Resolución 1 reducía su valor en, al menos, 50 millones de dólares, afirma la primera fuente.
Los cambios hicieron posible el acuerdo. Entonces, YPF y Pampa Energía decidieron participar en la licitación para ayudar a la administración de Mauricio Macri a concluir con el proceso, explica la misma fuente.
En el primer intento, la petrolera controlada por el Estado había ofrecido pagar la adquisición con la deuda que el Gobierno Nacional mantiene con la empresa, algo que no estaba permitido en el proceso, ya que IEASA necesita de esos fondos para abonar los 304 millones dólares de deuda que tiene con el FGS de la ANSES.

Por Hernán Dobry

Temas

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *