30 enero, 2019

Voith podría quedarse con el contrato para construir Aña Cuá

La firma alemana superó a la UTE IMPSA, CIE y PowerChina Guizhou Engineering en la licitación convocada por la Entidad Binacional Yacyretá.

Voith Hydro planea invertir 100 millones de dólares en la construcción de los componentes de ingeniería electromecánica para el proyecto hidroeléctrico Aña Cuá, de 270MW, según documentos de la entidad Entidad Binacional Yacyretá (EBY).
La unidad brasileña de la alemana Voith le ganó al consorcio compuesto por IMPSA, CIE y PowerChina Guizhou Engineering, quien presentó una oferta de 116,38 millones de dólares en la licitación lanzada por la compañía binacional de energía.
Aunque IMPSA tiene una mejor calificación en la oferta técnica y un mayor número de componentes locales, no será suficiente para superar la oferta de la compañía alemana en el precio, advierte una fuente cercana al acuerdo.
El presupuesto estimado para la parte de ingeniería electromecánica es de 250 millones de dólares. El contrato incluye la instalación de tres turbinas de eje vertical Kaplan de 92 MWh, tres generadores de 100 MV, tres transformadores de 100 MV y otros dispositivos.
En febrero de 2017, la UTE IMPSA-CIE había derrotado a su competidora Voith -Andritz cuando se le adjudicó un contrato de 27 millones de dólares para reparar dos de las turbinas en Yacyretá. En 2018, este contrato también se extendió a las otras cuatro.
Durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, la EBY adjudicó varios contratos directos (sin subastas) a la compañía alemana para el complejo de Yacyretá por un total de 250 millones de dólares. Este proceso fue suspendido luego que la empresa binacional formara parte de una investigación en una causa de corrupción, revela la fuente.
Oscar Thomas, ex director ejecutivo de la entidad controladora por los estados argentino-paraguayo, actualmente se encuentra en la cárcel, acusado de haber recibido el pago de sobornos durante su gestión.
La EBY todavía tiene que analizar el nivel de componentes incluidos en ambas propuestas y probar el modelo a la escala de las turbinas durante los próximos meses, antes de adjudicar el contrato, afirma una segunda fuente cercana al acuerdo, y agrega que la fecha de adjudicación del contrato todavía no se ha decidido.
El proceso de licitación estuvo marcado por las denuncias de Voith de un supuesto favoritismo para la UTE IMPSA-CIE-PowerChina y la descalificación del consorcio entre China Gezhouba Group Corporation (CGGC), Harbin Electric Machinery y las empresas paraguayas B&B y Barrail Hermanos de Construcciones.
La firma alemana solicitó a la embajada de su país en Buenos Aires que le enviara una carta al Ministerio de Relaciones Exteriores de la Argentina quejándose de la imparcialidad del concurso de presios, según anuncia Econojournal.
Anteriormente, la UTE CGGC-Harbin Electric Machinery-B & B-Barrail Hermanos fue descalificada, ya que había seleccionado a la canadiense Stantec como asesora, es decir, la misma consultora que EBY había contratado para elaborar los documentos de licitación, generando un conflicto de intereses.
Paralelamente, la entidad binacional está finalizando el análisis técnico para las propuestas de obra civil de Aña Cuá sobre la licitación que lanzó para la construcción de un canal aductor, dos diques de tierra laterales, un canal de fugas, una sala de máquinas y una instalación de transferencia de peces. Ahora espera abrir pronto las ofertas económicas para adjudicar el contrato de 360 millones dólares, indica una fuente.
Ocho consorcios locales e internacionales presentaron ofertas, entre ellas: China International Water y Electric; la UTE entre Salini Impregilo y José J Chediack; ITASA y ATE, la UTE el consorcio entre Supercemento y CMC di Ravenna Cooperative, la UTE entre Techint Compañía Técnica Internacional, Benito Roggio e Hijos, Benito Roggio Paraguay y Panedile Argentina.
También presentaron propuestas el consorcio José Cartellone Construcciones Civiles, J. Malucelli Constructora de Obras y Talavera Ortellado, la UTE entre Sociedad Argentina de Construcción y Desarrollo Estratégico (SACDE), Power Construction Corporation of China (PowerChina) y CDD Construcciones. el consorcio entre Astaldi, Rovela y Tecno Edil, y la UTE entre B&B, CGGC y Barrail.
El nuevo complejo apunta a aumentar un 8,90% la generación de electricidad de la central hidroeléctrica de Yacyretá.
Finalmente, la EBY también está analizando las ofertas dela  licitación para el suministro de seis transformadores para las tres turbinas en Aña Cuá. El proceso, valuado en 36 millones de dólares, incluye la construcción de una estación de maniobra de 500 kV aislada en gas SF6.
La UTE entre Siemens y Rieder y Cía Aña Cuá, Abengoa y Kioshi presentaron propuestas.
La Entidad Binacional Yacyretá también estaba trabajando para lanzar otra licitación durante el primer trimestre de 2019 para la construcción de una línea de alta tensión de 500 Kv de 18-20 kilómetros de longitud que conectará la nueva central con la red nacional en un proyecto cuyo costo será de 20 millones de dólares. Las propuestas podrían abrirse en el segundo semestre del año y adjudicarse unos meses después.
Por último, la compañía planea lanzar otro concurso de precios para adjudicar tres turbinas Kaplan de 155 MW para que Yacyretá pueda aumentar su capacidad de generación en un 15% (465 MW). El programa requerirá de una inversión de 50 millones de dólares, y podría lanzarse durante este año después de que se adjudique el contrato para la construcción de Aña Cuá.

Por Hernán Dobry

Temas

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *