15 enero, 2020

Vientos de Necochea comenzará a operar a mediados de febrero

Genneia y Centrales de la Costa Atlántica SA (CCASA) están terminando de construir el parque eólico en el sur de la provincia de Buenos Aires.

Genneia espera comenzar a vender energía a mediados de febrero con su parque eólico Vientos de Necochea, de 38 MW, que está construyendo en sociedad con Centrales de la Costa Atlántica SA (CCASA) en el sur de la provincia de Buenos Aires, afirma una fuente cercana a la empresa.
“El objetivo es iniciar las operaciones comerciales entre el 15 y el 20 de febrero”, explica. Para esto, la empresa ya ha concluido con las obras en la estación transformadora de Transba en el puerto, probado la línea de evacuación de 33 kV y actualmente se encuentra trabajando en las celdas del proyecto y en la puesta en marcha de las turbinas, detalla.
Vientos de Necochea estuvo paralizado durante varias semanas desde comienzos de noviembre luego de que los bancos que le habían garantizado el financiamiento para las obras decidieran frenar los desembolsos por las normativas impuestas por el Banco Central de la República Argentina (BCRA) a comienzos de septiembre que restringían la compra de dólares para las empresas que deben pagar deuda en el exterior.
Si bien la entidad monetaria modificó las medidas el 7 de noviembre, los trabajos siguieron parados debido a que Vestas Wind Systems, la contratista EPC y la proveedora de las turbinas, se negaba a seguir adelante hasta que no le aseguraran que cobraría los cerca de 51 millones de dólares que había desembolsado para construir el parque eólico.
La situación comenzó a revertirse a mediados de diciembre (cuando el proyecto ya debía estar funcionando) luego de que los directivos de Genneia lograran convencer a las autoridades del Nederlandse Financierings – Maatschappij voor Ontwikkelingslanden N.V. (FMO) y de EKF Denmark, de que siguieran adelante con el proceso de financiamiento que habían acordado el 15 de agosto bajo la modalidad de project finance.
Finalmente, el banco holandés decidió desembolsar hoy la primera parte del crédito de 51 millones de dólares con vencimiento en 15 años y sin garantías, que le asegurará a la sociedad el poder terminar con las obras.
Al momento de paralizarse los trabajos, el parque eólico estaba terminado en un 97% y debía iniciar sus operaciones el 11 de diciembre, según el contrato firmado con la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico SA (CAMMESA).
Los contratiempos hicieron que el consorcio tuviera que pedirle a la mayorista estatal de energía una postergación de dos meses de esa fecha para poder concluir con los trabajos que restaban, afirma la fuente. Sin embargo, no obtuvo respuesta de la entidad, resalta.
Por esta razón, la compañía espera reunirse con la directora de Energías Renovables de la Nación, Andrea Polizzotto Bacur, la próxima semana para pedirle que no le apliquen multas por el retraso ya que se debió a cuestiones vinculadas con la crisis financiera en el país, explica y agrega que la empresa inauguró todos sus demás proyectos antes de la fecha de inicio de operaciones comerciales (COD por sus siglas en inglés), acordadas con CAMMESA.
Genneia aún no tiene una fecha precisa para el desembolso de la segunda parte del crédito, que estará garantizado por la ECA danesa, señala una segunda fuente. Cuando esto se materialice podrá de terminar de pagar los 75 millones de dólares que se había comprometido invertir en el proyecto.
La firma portuguesa Nuno Santos estuvo encargada de realizar la obra civil, mientras que Vestas se desempeñó como la contratista EPC y proveyó los once aerogeneradores V136, de 3,45 MW cada uno, que fueron instalados en torres de 90 metros de alto en un terreno de 158 hectáreas en Punta Negra, cerca de la localidad bonaerense de Necochea.
El consorcio obtuvo un PPA a 20 años de 55,50 dólares por MW para construir Vientos de Necochea, de 38 MW, en la licitación internacional RenovAr 1,5 en diciembre de 2016. El parque eólico generará 158 GW de electricidad anual, con un factor de capacidad del 45,90%, lo que equivale a producir energía limpia para más de 52 mil hogares, evitando la emisión de 79 mil toneladas de CO2.

Por Hernán Dobry

Temas

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *