13 diciembre, 2019

Vestas y Nordex analizan cerrar sus plantas en la Argentina

Las fabricantes de aerogeneradores tienen trabajo hasta abril de 2020.

Vestas Wind System y Nordex analizan cerrar sus plantas de ensamblado de aerogeneradores en la Argentina durante el primer cuatrimestre del próximo año si el gobierno nacional no lanza nuevos proyectos de energías renovables, afirman cuatro fuentes de la industria.
Tanto la empresa danesa como la alemana tienen trabajo en sus fábricas de Campana y Córdoba respectivamente hasta abril en el armado de las turbinas para los parques eólicos adjudicados en las licitaciones de energía renovable RenovAr 2 y 2,50 en 2017 y en las rondas de prioridad de despacho realizaras por la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico SA (CAMMESA), señalan.
En caso de no se anuncien nuevos proyectos para el corto plazo, ambas compañías deberán suspender o despedir a los cerca de 400 operarios que trabajan en sus plantas que operan en sociedad con Newsan y la Fábrica Argentina de Aviones (FAdeA) respectivamente, explican dos de las fuentes.
Algo similar, ocurrirá con los más de 2.500 empleados que tomaron Metalúrgica Calviño o Haizea-Sica, que producen las torres para instalar las turbinas, y otras empresas fabricantes de cables y otros materiales para los parques eólicos, señala una de las fuentes.
Vestas está trabajando actualmente en el ensamblado de los 24 aerogeneradores V-136, de 4,2 MW cada uno, para el proyecto San Jorge, de 100 MW, que Petroquímica Comodoro Rivadavia (PCR) está desarrollando en el sur de la provincia de Buenos Aires, explica una quinta fuente. Los equipos deberían llegar entre marzo y abril porque debería estar terminado entre mayo y junio de 2020, resalta.
La empresa tiene trabajo hasta los primeros meses del año y está esperando poder hablar con alguien del gobierno para ver si quieren seguir o no con las renovables, detalla la primera fuente.
En tanto, Nordex está terminando el ensamblado de las 53 turbinas AW132/3465 y AW132/3300 para los proyectos Energética I y II, de 100 MW, y Vientos Neuquinos I, de 79,20 MW, que AES Argentina está construyendo en las provincias de Buenos Aires y Neuquén, respectivamente.
Como fue adelantado por Desarrollo Energético, la unidad local de la compañía estadounidense planea comenzar a generar electricidad en ambos parques eólicos en el mes de marzo de 2020.
La planta Nordex tiene trabajo hasta el primer trimestre del próximo año y está aguardando alguna señal que les permita seguir produciendo, para no tener que llegar al punto de suspender a los operarios, señala una segunda fuente.
Las compañías eléctricas y las fabricantes de turbinas se encuentran a las expectativas de las definiciones sobre el futuro del sector de energías renovables que podría anunciar el flamante secretario de Energía, Sergio Lanziani.
El funcionario fue crítico en el pasado sobre la forma en que se llevaron a cabo las diferentes licitaciones RenovAr, tanto por haber adjudicado tarifas en dólares como por la falta de una promoción para la industria nacional, en detrimento de la importación de equipos.
“La necesidad de incentivar el entramado productivo y trabajo local debe ir acompañado de un marco adecuado que genere condiciones no sólo regulatorias sino también de financiamiento e incentivos para que la industria local pueda crecer y competir con la internacional, generando un mayor número de trabajos locales e integrando buena parte de la cadena de valor localmente; manteniendo niveles de eficiencia necesarios para asegurar la competitividad de la propuesta local”, afirma la Cámara Argentina de Energías Renovables (CADER), en un comunicado emitido el 25 de octubre, dos días antes de las elecciones.
Las críticas de Lanziani están relacionadas a que las dos primeras rondas de RenovAr carecían de la obligación de que los proyectos contaran con contenido local para ser adjudicados con un contrato a 20 años en dólares. Lo mismo que ocurrió en las rondas de asignación de prioridad de despacho lanzadas por CAMMESA entre 2017 y 2019.
Sólo aquellos que alcanzaran un 10,50% de partes fabricas en el país accedían a beneficios fiscales. Esto recién fue modificado en 2017 cuando se lanzó la RenovAr 2, cuyos pliegos incluyeron la condición que los parques tuvieran un mínimo del 25% piezas producidas en la Argentina para recibir el PPA, algo que se repitió en la RenovAr 2,5.
Esta medida hizo que, en 2018, Vestas y Nordex decidieran instalarse en el país para ensamblar sus aerogeneradores y que Calviño y SICA (en sociedad con TecnoAranda y Haizea Wind) montaran líneas de producción en Florencio Varela, provincia de Buenos Aires y Eperanza, Santa Fe, para construir las torres en las que se instalarían las turbinas.
Para esto, la empresa danesa cerró un acuerdo con Newsan para instalar una planta de fabricar los nacelles y hubs en Campana, desde noviembre de 2018. Ambas firmas invirtieron 22 millones de dólares en el proyecto y esperan alcanzar las 200 turbinas para comienzos de 2020, explica la primera fuente.
“Queremos posicionarnos como un jugador relevante en el negocio y consideramos oportuno el momento. Una vez más, nos convertimos en socios estratégicos de empresas que apuestan por la Argentina”, expresó Rubén Cherñajovsky, presidente de Newsan, durante la inauguración.
Los aerogeneradores han sido provistos a los proyectos Manques (57 MW), Los Olivos (22,40 MW), La Genoveva I y II (128,43 MW), La Castellana II (15,75 MW), de Central Puerto, San Jorge (100 MW) y El Mataco (100 MW), de PCR, y Vientos de Necochea (37,95 MW) de Genneia y Centrales de la Costa.
Vestas se convirtió en la principal proveedora de los proyectos adjudicados en las RenovAr y las rondas de CAMMESA, con cerca de 500 equipos, que equivalen a una generación de cerca de 1.600 MW de electricidad. 300 de ellos fueron importados y los restantes se produjeron en el país.
Algo similar, ocurrió con Nordex Acciona, que cerró un acuerdo con FAdeA, la firma controlada por el Ministerio de Defensa, en diciembre de 2018 para fabricar los nacelles, bujes y conos de bujes para sus aerogeneradores AW132/3300 en Córdoba, tras obtener los contratos con AES Argentina. Para comienzos de 2020, la empresa espera producir 59 turbinas que están siendo instaladas en los parques Vientos Neuquinos y Energética.
La planta cuenta con una capacidad de hasta 150 equipos anuales. “La implantación de un centro de producción local es un primer paso, en los próximos años tenemos previsto seguir implementando la cadena de suministro a nivel local para cumplir con los requisitos nacionales. De esa manera crearemos aún más puestos de trabajo en el mercado argentino”, afirmó el CEO de la empresa alemana, José Luis Blanco, el día de la inauguración.
Entre las posibilidades de negocios que aún tienen ambas empresas por delante, se encuentran los proyectos eólicos correspondientes a las RenovAr 2 y 2,5 que aún no han comenzado a construirse debido a los problemas que han enfrentado las compañías para obtener financiamiento.
Uno de ellos es Pampa Chubut, de 100 MW, que Enel Green Power debía construir cerca de Comodoro Rivadavia. La firma italiana había acordado el suministro de las turbinas con Senvion, pero la productora alemana quebró, por lo que deberá conseguir otro proveedor cuando obtenga los fondos para desarrollarlo.
Algo, similar le ocurrió a la empresa local Eoliasur en sus proyectos Vientos Fray Güen, de 100 MW, y Santa Teresita, de 50,40 MW, que pensaba levantar en la provincia de Buenos Aires también con aerogeneradores de la compañía germana.
Otro de los parques que están paralizados por falta de financiamiento es General Acha, de 63 MW, en La Pampa, que le fue adjudicado a Compañía Latinoamericana de Energía en la RenovAr 2. Originalmente, Vestas había sido seleccionada como proveedora de las turbinas, pero el contrato aún no se efectivizó.
Finalmente, se encuentran Arauco V y VI, 100 MW, que la compañía Parque Eólico Arauco SAPEM debe levantar en La Rioja. Originalmente, la firma había escogido a Siemens Gamesa para proveerles los aerogeneradores, pero la selección final dependerá del fondeo que consiga para respaldar las obras, concluye una sexta fuente.

Por Hernán Dobry

Temas

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *