25 abril, 2019

Shell invertirá USD 1.500 millones en Vaca Muerta

La empresa planea pasar a desarrollo masivo tres de sus áreas de petróleo shale.

Shell Argentina planea desembolsar 1500 millones de dólares para pasar a su plan de desarrollo masivo de tres áreas de petróleo shale, construir una planta de tratamiento, un acueducto y oleoductos en Vaca Muerta hasta 2025, afirman dos fuentes.
La empresa aún no lo anunció oficialmente ni tampoco lo ha comunicado al gobierno neuquino. El gobierno provincial estuvo manteniendo reuniones con las petroleras en los últimos tiempos para hablar sobre sus planes de inversión para 2019, señala Alejandro Monteiro, su ministro de Energía y Recursos Naturales.
Shell Argentina prefirió no hacer comentarios sobre sus planes cuando fue consultada por esta agencia de noticias.
Según un informe de la Agencia Argentina de Promoción, Comercio e Inversiones, la compañía espera desembolsar 2.400 millones de dólares en el país.
En 2019, las petroleras locales y extranjeras se centrarán en la exploración y producción de crudo en Vaca Muerta después de que la Secretaría de Energía decidiera modificar el precio para la nueva producción de gas natural (Resolución 46), explica una de las fuentes.
Shell decidió avanzar hacia el desarrollo masivo de sus áreas 18 meses antes de lo que previsto, ya que los resultados preliminares de la producción inicial en los proyectos piloto en Vaca Muerta fueron positivos, señala Sean Rooney, presidente de la compañía. La compañía redujo su costo de exploración en un 50%, de 15 millones a 8 millones de dólares por pozo en la cuenca, desde que comenzó sus operaciones en 2012, agrega.
En 2016, el CEO de Royal Dutch Shell, Ben van Beurden, había anunciado que la petrolera desembolsará 1.200 millones de dólares en la exploración, producción, refinación, distribución y comercialización del crudo en la Argentina entre 2016-2019.
Debido a que vendió sus actividades de downstream en el país, ahora focalizará sus inversiones en exploración y producción, confirma Rooney. El 2 de octubre de 2018, la firma brasileña Raizen Energía (controlada por Shell en un 50% y el 50% restante por Cosan) le pagó 916 millones de dólares por sus operaciones de refinación, distribución y comercialización, incluyendo la refinería de Dock Sud, 665 estaciones de gas y LPG (propano y butano) y por negocios vinculados a los sectores marítimo, aviación, combustibles, asfalto, químicos y lubricantes.
El plan de Shell para la Argentina representa entre el 50% y el 75% de sus inversiones para el petróleo a nivel mundial, incluyendo la cuenca Permíaca en Texas y Nuevo México y la formación Duvernay en Alberta, Canadá, añade una segunda fuente.
La compañía planea perforar un total de 304 pozos en 38 áreas (ocho en una) en las Sierras Blancas, Cruz de Lorena y Coirón Amargo Sur Oeste, en Vaca Muerta, entre 2019 y 2025. Como parte de su plan de desarrollo, realizará 40 pozos de petróleo en 2019, otros 40 en 2020, 72 en 2021 y los 152 restantes en tres áreas hasta 2025.
Para lograr estos objetivos, incluirá otra equipo de fractura a mediados de 2019. Con las inversiones, Shell busca aumentar su producción a 40.000 barriles diarios de petróleo (bpd) en 2021 y a 70.000 en 2025, desde los 4.500 actuales, señala el gobernador neuquino Omar Gutiérrez.
También, construirá una segunda planta de tratamiento de crudo en Vaca Muerta durante 2019 para poder abastecer este incremento. La empresa espera comenzar con su operación en 2021, señala Rooney.
Actualmente, Shell Argentina está negociando con otras petroleras internacionales (que están explorando en áreas no convencionales cercanas a las suyas) para tratar su producción en sus nuevas instalaciones.
La empresa además planea construir 75 kilómetros de oleoductos y gasoductos para conectarse con Lago Pellegrini, de YPF-Tecpetrol (APASA) y el de Transportadora del Sur (TGS) para evacuar su producción. Actualmente, lo está haciendo utilizando camiones, añade Rooney.
También, espera comenzar con las obras de 96 kilómetros de carreteras, 25 kilómetros de líneas de electricidad dentro de los tres bloques, un acueducto de 35 kilómetros y tres reservorios de agua para la producción de petróleo shale.
Shell Argentina controla el 90% de las áreas de Sierras Blancas y Cruz de Lorena, mientras que Gas y Petróleo del Neuquén (GyP) posee el 10% restante. En el bloque Coirón Amargo Sur Oeste, tiene una participación del 80%, mientras que GyP y Vista Oil and Gas posee un 10% cada una.

www.iiicorp.com

Temas

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *