21 enero, 2020

Seeds Energy suma un nuevo proyecto de biogás

La empresa está terminando de construir dos plantas en las provincias de Santa Fe y Buenos Aires.

Seeds Energy Group planea invertir cerca de 6 millones de dólares en la construcción de la planta de biogás Bombal, en la localidad santafecina de Venado Tuerto, afirma su gerente general, Héctor Tamargo.
La empresa le compró a comienzos de 2019 el proyecto a la firma Tanoni Hermanos, que había obtenido el PPA en la licitación internacional RenovAr 2, en noviembre de 2017, para desarrollarlo en Bombal, en la misma provincia, a base de residuos orgánicos como estiércol animal, restos de la industria de aceites, frutas, verduras y podas, subproductos agroindustriales y lodos y restos animales.
Luego de que se cerró la operación, la compañía debió atravesar todo tipo de trámites con la Subsecretaría de Energías Renovables y la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico SA (CAMMESA) para poder relocalizar la futura planta a Venado Tuerto, donde está terminando de construir otra similar.
El proceso, que concluyó en diciembre, incluyó además el cambio de tecnólogo, de los insumos con los que se potenciará la planta, de las pólizas de garantía y la postergación del inicio de la operación comercial (COD, por sus siglas en inglés) a diciembre de 2020.
La relocalización del proyecto y el pedido de prórroga hizo que la Subsecretaría de Energías Renovables le aplicara el año pasado dos reducciones de la tarifa de 156 dólares por MW más incentivos, que le había sido adjudicada en la RenovAr 2, explica Tamargo.
La decisión de trasladarlo de Bombal a Venado Tuerto fue para aprovechar la conexión eléctrica que ya desarrollaron para otro de los proyectos que Seeds Energy está construyendo en un terreno aledaño, destaca.
Incluso, planean usar a la italiana BTS Biogás como proveedora de las maquinarias y contratista BoP, a la firma local Arinco, para la obra civil y a Jorge Porta Electromecánica para la instalación electromecánica, que son los que están llevando a cabo actualmente la otra obra.
Sin embargo, luego de meses de negociaciones para conseguir todas las modificaciones, la empresa debió suspender su desarrollo debido a la crisis financiera y las turbulencias por el cambio de gobierno, resalta.
Mientras tanto, la compañía está realizando las pruebas de conexión de su planta de biogás Pergamino, de 2,40 MW, en la provincia de Buenos Aires, para poder comenzar a venderle electricidad a CAMMESA.
A su vez, está terminando la construcción de Venado Tuerto I, de 2 MW, en Santa Fe, que cuenta con un avance del 90% y que espera tenerla terminada para fines de febrero, explica Tamargo.
Para el desarrollo de ambos proyectos, Seeds Energy está invirtiendo 23 millones de dólares, que están siendo financiados con un préstamo con una tasa del 15%-16% del Banco Itaú Argentina, que forma parte de la línea de crédito que la provee la Corporación Internacional de Finanzas (CIF).
Ambas plantas necesitarán de 110.000 toneladas de biomasa animal y vegetal para generar energía. A su vez, producirán fertilizantes orgánicos líquidos y sólidos, ricos en nitrógeno, fósforo, potasio, azufre, calcio, magnesio y acero. Esta será también la misma fuente que utilizará Bombal cuando comience a operar.
Seeds Energy fue adjudicada con un PPA a 20 años de 156,85 dólares por MW más incentivos para construir Pergamino y Venado Tuerto I en la licitación Renovar 2,5, en diciembre de 2017.

Nuevos proyectos
La empresa también obtuvo otros tres contratos para desarrollar las plantas de biogás Rojas y Salto, ambas, de 2,90 MW, en la provincia de Buenos Aires, y Venado Tuerto II, de 1,45 MW, en Santa Fe, en la licitación RenovAr 3 (MiniRen), en agosto de 2019.
Sin embargo, aún no ha firmado ninguno de los PPAs debido a que la crisis que atraviesa la Argentina le ha cerrado todas las posibilidades de financiamiento para respaldar su construcción, explica Tamargo. La Secretaría de Energía llamó a las empresas que aún no rubricaron los contratos con CAMMESA para que lo hagan el 24 de enero.
Seeds Energy decidió que se quedará sólo con el contrato para desarrollar la planta de biogás Salto debido a que es la que tiene más avanzado el proceso de financiamiento y descartará los de Rojas y Venado Tuerto II, destaca.
En caso de que el gobierno nacional decida prorrogar la posibilidad de firmar los PPAs de la RenovAr 3 que quedan pendientes para más adelante, entonces la empresa analizará si hace lo propio con los otros dos proyectos, si es que se abran las fuentes de financiamiento, subraya.
La compañía había iniciado las tratativas el año pasado para conseguir el fondeo para la construcción de las tres plantas de biogás, pero todo quedó paralizado luego de la derrota de Cambiemos en las PASO, en agosto, explica.
Seeds Energy le había presentado la propuesta al Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE) para la elevara al UK Export Finance (UKEF) para acceder a una línea de crédito de largo plazo de 1.270 millones de dólares que habían acordado ambas entidades junto al Banco Nación en mayo.
Para conseguirlo, la empresa pensaba seleccionar a una firma británica para que le proveyera los generadores, explica Tamargo. Esto se debe a que una de las condiciones que ponía el banco de desarrollo para prestar el dinero es que hubiera algún componente inglés.
A su vez, había avanzado con el BICE para fondear las obras de Salto con un crédito local, pero todo el proceso se paró después de agosto, resalta. Su desarrollo de este proyecto requerirá de una inversión total de cerca de 10 millones de dólares, detalla. “Estamos esperando que desembarquen las nuevas autoridades para ver si podemos retomar la negociación”, concluye el directivo.
Seeds fue adjudicada con tres PPAs a 20 años de 160 dólares por MW para construir las plantas de biogás Rojas y Salto, ambas, de 2,90 MW y Venado Tuerto II, de 1,45 MW, en la RenovAr 3.

Por Hernán Dobry

Temas

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *