27 marzo, 2020

Preocupación en las empresas por la operatoria de los puertos

La incertidumbre es por que se restrinja la operación en las terminales del país.

La industria local muestra preocupación por la posibilidad de que los puertos argentinos dejen de recibir mercaderías desde el exterior debido al aumento en los contagios de coronavirus que está habiendo en el país, afirman empresarios consultados por Desarrollo Energético.
Desde el Ministerio de Transporte de la Nación, sostienen que el sector de carga está autorizado para poder desembarcar los productos, para lo que tomó ciertas medidas preventivas para la tripulación de los navíos.
La cartea conducida por Mario Meoni estableció el 17 de marzo que “los tripulantes extranjeros no residentes en el país podrán descender si no presentan síntomas y navegaron más de 14 días sin atracar en ningún puerto de una zona afectada por el Coronavirus o no presentan síntomas y no transitaron, amarraron o embarcaron en los últimos 14 días en una zona afectada por el virus”.
A su vez, la circular de la Subsecretaría de Puertos y Vías Navegable de la Nación estipula, que “quienes no presenten síntomas y en los últimos 14 días hayan transitado por zonas afectadas deberán cumplir con las normas y protocolos del Ministerio de Salud de la Nación. Esto implica el distanciamiento social en caso de tener que descender del buque para permitir la operatoria portuaria. De no ser necesario el descenso de los tripulantes para la operatoria, no podrán descender del barco durante 15 días”.
Pese a esto, algunos municipios ya decidieron cerrar las puertas de las terminales por temor a que sus empleados se contagien al descargar los barcos que traen mercaderías del exterior o al cargar los productos que son para exportación.
El primero en tomar esta medida fue el de Timbúes, en la provincia de Santa Fe, mientras que los de otros cercanos a Rosario están analizando seguir sus pasos. Incluso antes de comenzar la cuarentena, los sindicatos de los de Necochea y Puerto Madryn pidieron paralizar los trabajos, pero luego dieron marcha atrás tras conocerse la resolución del Ministerio de Transporte de la Nación.
Para prevenir contagios, la terminal del sur de la provincia de Buenos Aires dispuso, además, que los tripulantes de buques de bandera extranjera que arriben en forma directa de las “zonas afectadas” (Japón, Corea del Sur, Irán, Estados Unidos, Brasil, Chile y todo el continente europeo) no podrán circulas por sus instalaciones.
En Bahía Blanca, en tanto, la operatoria se mantiene con normalidad ya que cuentan con la ventaja de que los barcos que llegan allí, pararon primero en otras localidades argentinas, lo que les asegura que la tripulación está libre de coronavirus, señala una fuente cercana a la empresa que lo administra el puerto.
Una situación más compleja se vive en Zárate, donde la Federación Marítima Portuaria y de la Industria Naval de la República Argentina (FEMPINRA) decidió frenar ayer todas las tareas en la terminal, desde la que se importa la mayoría de los automóviles que se usan en el país y se exporta los que se producen localmente, luego de que un empleado mostrara síntomas compatibles con el coronavirus.
“El puerto está enmarcado como actividad esencial del comercio exterior según el DNU de público conocimiento, por lo que estamos en contacto con organismos oficiales para encuadrar las condiciones para una posible continuidad de las operaciones”, afirma Gabriela Ardizzone, gerente comercial de la división Automotores del puerto de Zárate en un comunicado.
La posibilidad de que el gobierno restrinja el ingreso de nuevos barcos o que los propios municipios o los sindicatos decidan cerrar las terminales preocupa a las empresas locales que podrían sufrir la paralización de la llegada de equipamientos e insumos necesarios para su funcionamiento, como ser el de la energía.
Como adelantó Desarrollo Energético, compañías del sector de renovables estaban padeciendo retrasos en la construcción de sus parques eólicos debido a los problemas que estaban teniendo sus proveedores para suministrarle las turbinas, repuestos o servicios que precisaban para seguir con el proceso.
La pandemia ha provocado que las fabricantes de los aerogeneradores en China y Alemania redujeran la producción de sus plantas, por lo que les pidieron a sus clientes en la Argentina más tiempo para entregar los pedidos o, directamente, que no les enviarán algunos elementos esenciales para terminar con la instalación de los equipos.
Mas allá de esto, las empresas decidieron frenar la construcción de todos los proyectos renovables o térmicos que estaban llevando adelante debido a la cuarentena preventiva y obligatoria impuesta por el gobierno nacional.
En la actualidad, “todas las obras se encuentran paralizadas hasta que se levante la cuarentena”, señalan desde Genneia y resaltan que “todas los demás parques y plantas de la compañía se mantienen en funcionamiento, con guardias mínimas de personal”.
Sin embargo, hay cargamentos que ya están en camino a la Argentina y que deberán arribar en los próximos días o semanas. Sobre ellos rige una total incertidumbre y nadie se atreve a arriesgar qué es lo que puede llegar a ocurrir cuando lleguen al país.
Genneia, por ejemplo, espera recibir una tanda de 13 aerogeneradores y aspas para su parque eólico Chubut Norte, que está construyendo junto a Pan American Energy (PAE) cerca del 3 de abril, pero desde la compañía señalan que es imposible saber qué va a pasar para ese entonces.
Los equipos partieron de Alemania, en barco, el 16 de marzo, por lo que no deberían tener problema para desembarcarlos ya que, para cuando lleguen, habrán pasado más de los 14 días que estipula la circular del Ministerio de Transporte de la Nación para permitirle desembarcar a la tripulación.
El gobierno de Alberto Fernández está analizando extender la cuarentena obligatoria en todo el país hasta el 13 de abril, aunque también se baraja la posibilidad de que se prolongue hasta fines de ese mes.

Por Hernán Dobry

Temas

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *