20 diciembre, 2019

Pampa Energía suspende la construcción de un parque eólico por falta de financiamiento

La empresa decidió paralizar el proyecto de 50 MW que iba levantar en la provincia de Buenos Aires.

Pampa Energía suspendió la construcción del parque Pampa Energía IV, de 50 MW, debido a que los altos costos de financiamiento han tornado inviable su desarrollo, afirma Rubén Turienzo, su director Comercial de Generación, Rubén Turienzo, y dos fuentes cercanas a la operación.
“Aun pudiendo acceder a financiamiento, el costo actual hace inviable el proyecto ya que la demanda no puede pagar estos precios” a los que la empresa tendría que venderles la energía a los grandes consumidores locales, destaca el directivo en el II Forum Nacional de Energía, organizado por LIDE Argentina.
La compañía precisa invertir al menos 60 millones de dólares para construir el parque eólico en la localidad de Las Armas, en la provincia de Buenos Aires, sostiene una de las fuentes. Aún para las compañías que “tienen espalda” hoy es difícil conseguir financiamiento ya que son “momento difíciles y complicados para el sector de la energía” en la Argentina, destaca Turienzo.
Más allá de las cuestiones de fondeo, el proyecto cuenta otros problemas vinculados a su construcción, ya que la empresa incumplió el plazo de inicio de operación comercial (COD por sus siglas en inglés) que había estipulado para mediados de 2019, cuando la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Electrico SA (CAMMESA) le asignó prioridad de despacho en abril de 2018, detalla la otra fuente.
Por esa razón, Pampa Energía estuvo negociando una extensión de su inauguración con el, por entonces, subsecretario de Energías Renovables de la Nación, Sebastián Kind, pero el funcionario se mostró inflexible, destaca. Luego, con el cambio de gobierno, todo quedó a la espera de ver qué decidirán las nuevas autoridades, señala.
Finalmente, el proyecto también cuenta con algunos problemas en el sitio donde será construido, que desalentaron a la compañía a seguir insistiendo con su construcción, afirma la misma fuente.
Como adelantó Desarrollo Energético en 12 de febrero de 2018, la empresa había descartado su desarrollarlo ya que consideraba que no era lo suficientemente competitivo para presentarlo en la licitación RenovAr o en las rondas de asignación de prioridad de despacho de CAMMESA.
Incluso, el parque había sido rechazado en la primera de las contiendas organizada por la mayorista estatal de energía el 25 de enero de 2017. Sin embargo, la firma de Marcelo Mindlin decidió insistir en la siguiente oportunidad y, finalmente, logró obtener el derecho de conexión en el nodo en abril de 2018.
Pampa Energía había seleccionado a Vestas Wind Systems para que le proveyera las turbinas para potenciar el proyecto de 50 MW. En tanto, las obras estarían a cargo de la Sociedad Argentina de Construcción y Desarrollo Estratégico (SACDE), la compañía que el empresario le compró a Ángelo Calcaterra.
La firma ya lleva desarrollados cuatro parques eólicos en el sur de la provincia de Buenos Aires con una capacidad total de 200,40 MW: Pampa Energía I, también conocido como Corti I (100 MW), Pampa Energía II (50,40 MW), Pampa Energía III (50MW).
Su construcción requirió de una inversión de 275 millones de dólares. El primero fue financiado con un préstamo de 104 millones a 9 años de la BID Invest, el Banco Santander, y la sucursal Dubai del Industrial and Commercial Bank of China (ICBC), sumado a los 11,20 millones provenientes de la venta del 50% del proyecto al fondo estadounidense Castlelake, quien proveyó el dinero restante.
Los otros dos parques fueron fondeados con parte de los 360 millones de dólares que obtuvo la empresa con la operación en la que le cedió diversos activos petroleros a Vista Oil & Gas, la firma de Miguel Galuccio, el 15 de enero de 2018.
Como parte de la transacción, Pampa Energía se desprendió del 58,88% de su participación en Petrolera Entre Lomas (PELSA), el 3,85% de las áreas de crudo Entre Lomas, Bajada del Palo y Agua Amarga, en Río Negro y Neuquén, y el 100% de los bloques Medanito y Jagüel de los Machos en Río Negro y La Pampa.
Los tres parques fueron construidos por SACDE y cuentan con aerogeneradores provistos por Vestas Wind Systems. La compañía fue adjudicada con un contrato a 20 años de 58 dólares por MW para levantar Corti I, de 100 MW, en la licitación RenovAr 1, realizada en 2016.
En tanto, CAMMESA le asignó prioridad de despacho a Pampa Energía II el 25 de enero de 2018 y a Pampa Energía III en abril de ese mismo año, para venderle electricidad a grandes consumidores en el país.

Por Hernán Dobry

Temas

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *