26 julio, 2019

Oldelval busca fondos para la reconstrucción de cuatro estaciones de bombeo

La empresa precisa de 100 millones de dólares que espera financiar con ECAs, bancos de desarrollo y el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS).

Oleoductos del Valle (Oldelval) está negociando un préstamo de 100 millones de dólares con agencias de crédito a la exportación (ECA), bancos de desarrollo y el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la ANSES para financiar la reconstrucción de cuatro estaciones de bombeo para aumentar la capacidad de su oleoducto troncal y aprovechar el incremento en la producción de crudo de Vaca Muerta, afirma una fuente.
La compañía está manteniendo conversaciones para obtener un crédito a ocho años, ya que es el plazo más largo que le están ofreciendo para el desarrollo de este proyecto, explica.
Hay un interés significativo por parte de las ECAs y los bancos internacionales de desarrollo en respaldar las obras, señala la fuente y agrega que directivos de Oldelval ya se reunieron con varias instituciones para conseguir financiamiento.
El proyecto incluye la reconstrucción de las estaciones de bombeo Chichinales, Zorrilla, Río Colorado y Salitral, en las provincias de Río Negro y Buenos Aires, que fueron desactivadas en los últimos diez años, señala Jorge Vugdelija, gerente general de la compañía, en el evento Futuro Vaca Muerta.
A su vez, la empresa planea llevará adelante la modernización de los lotes de tanques, la instalación de nuevos medidores de flujo y el refuerzo de los sistemas de control de pérdidas, agrega.
La empresa comenzó con las obras y espera finalizarlas en septiembre de 2020, resalta. Tras el inicio de las operaciones, permitirán incrementar la capacidad del oleoducto a 36.000 metros cúbicos por día (MCD) de petróleo desde los actuales 26.000 MCD para poder cumplir con el aumento en la producción esperado desde Vaca Muerta. Actualmente, la empresa está transportando 24.000 MCD, detalla.
En paralelo, Oldelval, se reunirá con sus clientes para conocer las necesidades de evacuación en los próximos cinco años para evaluar las posibles expansiones en el transporte de crudo y, así, evitar cuellos de botella, explica Vugdelija.
Después de que la Secretaría de Energía de la Nación modificara las regulaciones de los oleoductos, las petroleras ahora podrán comprar y garantizar su espacio en el ducto en lugar de lo que estipulaba la ley anterior que obligaba a la firma a tenerlo abierto a todas las compañías que quisieran hacer uso de él.
Oldeval, controlada por YPF, ExxonMobil, Pan American Energy (PAE), Pampa Energía Chevron, Tecpetrol y Pluspetrol, está analizando la construcción de tres oleoductos en la Patagonia para transportar la producción de crudo de Vaca Muerta.
El primero incluye un segundo oleoducto de 50 kilómetros y 14 pulgadas para conectar el Lago Pellegrini con Allen, detalla Vugdelija. Con esto, aumentará su capacidad de transporte a 34.000-35.000 MCD, permitiendo cumplir con los 25.000 MCD que YPF y Tecpetrol le inyectarán desde el ducto de 18 pulgadas, inaugurado el 3 de mayo. En la primera etapa, le sumarán 6.000 MCD.
Un segundo proyecto es el de Vaca Muerta Oeste, que implica la construcción de dos oleoductos bidireccionales desde Lago Pellegrini hasta Puerto Hernández, con capacidad para evacuar la producción de las áreas La Invernada-Bajo del Choique, Rincón de las Cenizas y Águila Mora hacia el puerto de Bahía Blanca, en la provincia de Buenos Aires, y la alternativa de conectar con el ducto actual a Chile para exportar crudo no convencional, destaca.
La Invernada-Bajo del Choique está siendo explorada por la UTE ExxonMobil-Gas y Petróleo del Neuquén (GyP), Rincón de las Cenizas por el consorcio Total-Royal Dutch Shell-GyP y Águila Mora por Shell y GyP.
Finalmente, la compañía está analizando la construcción de un segundo oleoducto desde Allen a Puerto Rosales con capacidad para transportar 34.000 MCD de petróleo. Esto le proporcionará suficiente capacidad para movilizar el aumento de la producción de crudo que se espera para los próximos cinco años desde Vaca Muerta.
Las obras de 500 kilómetros requerirán de una inversión de, al menos, 200 millones de dólares. Oldelval espera comenzar las obras en 2022, para que esté en funcionamiento recién en 2024.

www.iiicorp.com

Temas

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *