30 enero, 2020

Nuevo proyecto para venderle energía solar a Chile

La empresa Lader Energy está desarrollando un parque de 400 MW en la provincia de San Juan.

Lader Energy planea desarrollar el parque fotovoltaico Guañizuil, de 400 MW, y una línea de alta tensión en la provincia de San Juan para venderle electricidad a Chile, afirma su CEO, Horacio Vázquez.
El objetivo de la compañía es aprovechar la necesidad de energías renovables que tiene el país vecino para remplazar su actual generación a carbón por otra más limpia, según el plan establecido por el gobierno de Sebastián Piñera.
Como informó Desarrollo Energético, Chile precisará de una inversión cercana a los 1.500 millones de dólares en este rubro para construir entre 1.500 y 2.000 MW por año en la próxima década para sustituir sus centrales térmicas y cumplir con el incremento de la demanda de las mineras.
La empresa se encuentra en pleno proceso de análisis del proyecto fotovoltaico ubicado en el noroeste de la provincia de San Juan, cerca de la localidad de Las Flores, sostiene Vázquez. “Para que pueda avanzar será necesario que haya reglas claras de cómo se va a comercializar la energía”, explica.
El 22 de agosto el por entonces secretario de Gobierno de Energía, Gustavo Lopetegui, se reunió con el ministro de Energía de Chile, Juan Carlos Jobet, en Buenos Aires para analizar la agenda de cooperación energética bilateral tanto en gas como petróleo e interconexión eléctrica y firmaron el Protocolo de Coordinación de emergencias energética.
“El gobierno de Alberto Fernández aún no se ha pronunciado al respecto por lo que habrá que esperar para ver si se continuará avanzando en el mismo sentido”, afirma un funcionario provincial que prepara proyectos para vender electricidad al país vecino.
Lader Energy analiza desarrollar el proyecto en dos módulos de 200 MW cada uno, y levantar una subestación transformadora de 33 a 500 kV, explica Vázquez en una entrevista exclusiva con Desarrollo Energético.
En forma independiente, la compañía está evaluando la construcción de una línea de ultra alta tensión, de 500 kV, y 150 kilómetros de largo que atravesará cordillera de los Andes a través del paso fronterizo de Agua Negra, detalla.
Las obras del parque solar precisarán de una inversión de cerca de 400 millones de dólares, a lo que habría que sumarle unos 50 millones más para las de la subestación, calcula Vázquez y agrega que aún no tienen establecido el monto que será necesario desembolsar para la interconexión.
El desarrollo del proyecto llevará entre dos y tres años. La idea de la compañía es tratar de cerrar un contrato de compra de energía en Chile que le sirva para poder salir en busca del financiamiento para construirlo, explica. La tarifa que podría conseguir sería del orden de los 30 dólares por MW.
El asegurarse un PPA del otro lado de la cordillera le ayudaría a la compañía a conseguir tasas más bajas que las que pagan las empresas argentinas por un proyecto similar, resalta. Sin embargo, el estar ubicado en el país hace que estas automáticamente suban porque se suma el riesgo de construcción y el de venta, explica.
Lader Energy ya desarrolló dos proyectos fotovoltaicos en terrenos aledaños en San Juan que fueron adjudicados con contratos a 20 años con la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico SA (CAMMESA) en las licitaciones internacionales Renovar 1,5 y 2,5 en 2016 y 2017 respectivamente.
El primero, Iglesia-Guañizuil, de 80 MW, obtuvo un PPA de 54,10 dólares por MW y, luego, se lo vendió a la fabricante china de paneles solares JinkoSolar, que fue la encargada de construirlo.
El otro, Gañizuil II A, de 100 MW, fue adquirido por Scatec Solar, la unidad energética de la petrolera noruega Equinor, luego de haber sido adjudicado con un contrato de 41,76 dólares por MW. En la actualidad, el proyecto se encuentra en obra.

Por Hernán Dobry

Temas

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *