13 enero, 2020

Morales busca un compromiso del Presidente para la ampliación Cauchari

El gobernador precisa de un PPA para el nuevo parque solar para poder construirlo.

El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, le pedirá al presidente Alberto Fernández la asignación de un PPA para los parques solares Cauchari IV y V, de 200 MW, durante la visita que el mandatario planea realizar a la provincia a finales de enero, afirman dos fuentes.
Morales precisa asegurarse la firma de ese contrato en dólares a 20 años con la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico SA (CAMMESA) para poder iniciar el desarrollo del proyecto fotovoltaico, que ya cuenta con financiamiento comprometido de la ECA china.
Durante su viaje a la provincia norteña, Fernández planea recorrer las instalaciones del parque solar Cauchari I, II y III, de 300 MW, el plan piloto de Cannava para la producción de cannabis con fines científicos y medicinales y las plantas de producción de carbonato de litio, Olaroz Lithium, de la empresa Sales de Jujuy, y la de Cauchari-Olaroz, que está construyendo Minera Exar, detallan desde la gobernación.
A su vez, visitará el Instituto del Litio donde le presentarán el proyecto de fabricación de baterías de litio que está desarrollando la compañía estatal Jujuy Energía y Minería Sociedad del Estado (JEMSE) y la italiana SERI, donde se reunirá con empresarios de especialistas de la firma europea.
Desde Presidencia, señalan que aún no está confirmada la fecha de la visita, pero la administración de Morales estima que se producirá después del 20 enero. Para eso, espera mantener una conversación telefónica en los próximos días con el secretario de Asuntos Estratégicos de la Nación, Gustavo Béliz para tratar de cerrar una fecha, explica.
El objetivo del gobernador es mostrarle al Presidente los dos principales focos de desarrollo económico de su gestión, la energía solar y el litio, e intentar conseguir el apoyo del mandatario para poder seguir adelante con su proyecto renovable, destaca.
Morales se reunió con Fernández el jueves en la Casa Rosada donde le planteó la necesidad de obtener un PPA para las nuevas etapas de Cauchari y se llevó como respuesta un compromiso de que el proyecto no se iba a parar y que se haría de acuerdo a lo que se acordara con CAMMESA, señala la misma fuente.
Luego, el gobernador se juntó con el equipo técnico del secretario de Asuntos Estratégicos de Presidencia, Gustavo Béliz, donde siguieron trabajando sobre este tema y sobre el programa de generación distribuida jujeño que quedó paralizado por falta de financiamiento, como adelantó Desarrollo Energético.
La provincia ya venía manteniendo negociaciones sobre el PPA para las nuevas etapas de Cauchari con la administración de Mauricio Macri, en especial con el por entonteces subsecretario de Energías Renovables, Sebastián Kind, y las autoridades de CAMMESA, pero no habían podido llegar a un acuerdo sobre la tarifa.
El gobierno de Morales pretendía que le pagaran 60 dólares por MW, el mismo precio que el que había sido adjudicado a JEMSE para construir Cauchari I, II y III, en octubre de 2016, en la licitación RenovAr 1.
Sin embargo, desde el gobierno de Cambiemos le ofrecían abonarle el promedio de los PPAs que obtuvieron los proyectos solares en la región del Noroeste del país en las distintas rondas realizadas entre 2016 y 2017, señala la misma fuente, lo que equivaldría a unos 55,50 dólares por MW. En tanto, una segunda fuente señala que la tarifa que podrían acordar sería cercana a los 45.

Más energía verde
El proyecto para el que Morales busca conseguir el apoyo del gobierno nacional incluye la construcción de los parques solares Cauchari IV y V, de 100 MW cada uno, en la zona aledaña a donde está desarrollando actualmente otras tres plantas fotovoltaicas, que comenzarán a generar electricidad en marzo, señala la segunda fuente.
Las obras requerirán de una inversión de al menos 200 millones de dólares y los trabajos precisarán de cerca de un año para estar terminados y empezar a producir electricidad.
La provincia espera financiar este proyecto con un crédito del Export-Import Bank of China (EIBC) con tasa del 3% a 20 años, que Morales acordó durante la visita que realizó por China a finales de marzo de 2019.
A su vez, el gobierno jujeño deberá inyectar cerca del 30% del monto total, que espera obtener a través de préstamos con bancos extranjeros o fondos de inversión internacionales focalizados en energías verdes, como fue adelantado por Desarrollo Energético.
La continuidad de las negociaciones está atada a la finalización de las obras de Cauchari I, II y III, que JEMSE está levantando con fondos de la ECA china. JEMSE está financiando los 400 millones de dólares necesarios para su desarrollo con la emisión de un bono de 210 millones de dólares con tasa del 8,625% y vencimiento en 2022, que la provincia realizó el 13 de septiembre de 2017 y un préstamo de 190 millones de dólares con el banco asiático. La transacción RegS 144 A fue manejada por BCP y Santander Bank.
La empresa estatal ya concluyó con los trabajos en Cauchari I y II y espera tener lista la tercera etapa para fines de febrero, señala la segunda fuente. A partir de allí, el parque entrará en período de prueba de generación, por lo que se espera que comience a venderle electricidad a CAMMESA a partir de mayo, destaca.
JEMSE analiza escoger a los mismos contratistas que usó para estas obras, afirma su presidente Carlos Oehler. Así, podría seleccionar a Power Construction Corporation of China (PowerChina), Jinagsu Zhongli Group y Shanghai Electric Group como contratistas EPC y a Talesun para que le suministre los paneles solares.
Para poder inyectar energía a la red nacional, la compañía también planea actualizar la subestación Cobos, en la provincia de Salta, para convertirla en una de 500 kV desde los actuales 345 kV, y construir una línea de alta tensión de 220 kV de 300 kilómetros de largo para conectar los parques solares con Piedra Negra y suministrarle electricidad a los proyectos mineros en Jujuy, explica el directivo.
Estas obras llevarán dos años para completarse y requerirán de una inversión aproximada de 210 millones de dólares (150 y 60 millones respectivamente), detalla. JEMSE espera financiar estos proyectos con una ampliación del crédito para las plantas fotovoltaicas que está negociando con el EIBC, dice.
La empresa provincial está analizando cómo continuar con el proceso ya que, antes de desarrollar la línea de alta tensión, deberá ser admitida como empresa de transporte de electricidad, además de su actual categoría de generadora, concluye Oehler.

Por Hernán Dobry

Temas

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *