28 enero, 2020

Los planes de Petroquímica Comodoro Rivadavia para 2020

La empresa terminará sus parques eólicos y se centrará en la producción de hidrocarburos.

Petroquímica Comodoro Rivadavia (PCR) planea tomarse un respiro en la construcción de nuevos parques eólicos que tenía en carpeta durante 2020 para focalizar su inversión en la perforación de pozos de petróleo y gas natural que tenía comprometida con la provincia de La Pampa, afirma una fuente cercana a la compañía.
La empresa debió tomar esta decisión luego de que se le cerraran las fuentes de financiamiento en el exterior con el agravamiento de la crisis financiera argentina de fines del año pasado y la derrota de Cambiemos en las elecciones, explica.
“PCR se va a tomar un descanso hasta octubre-noviembre y retomará sus proyectos renovables recién en 2021 porque la construcción de los parques eólicos El Mataco y San Jorge se comió toda la caja”, destaca.
En el tercer trimestre de 2019, la petroquímica reportó un total de 7.656 millones de pesos (133,60 millones de dólares al tipo de cambio de la época) en efectivo y equivalentes al 30 de septiembre, que está usando desde entonces para las obras.
Como adelantó Desarrollo Energético, la US International Development Finance Corporation (DFC) canceló las negociaciones que estaba llevando adelante con PCR por un préstamo de 200 millones de dólares a 16 años en conjunto con Citibank para respaldar parte del desarrollo de los parques que requiere de un desembolso total de 300 millones de dólares (incluyendo IVA y otros impuestos).
Por esta razón, la empresa debió utilizar los fondos provenientes de diferentes créditos por un total de 240 millones que había recibido de Banco Itaú Argentina, Galicia, HSBC Argentina, del Bid Invest, KfW IPEX Bank, EFF Denmark, BBVA y el Industrial and Commercial Bank of China (ICBC) a fines de 2018 para poder construir ambos proyectos y su plan de inversión para el año pasado.
“A partir del resultado de las PASO la situación económica general de Argentina se ha deteriorado considerablemente. Los mercados financieros se han cerrado, y algunos bancos de desarrollo, organismos de crédito multilateral e internacional han cancelado los proyectos en estudio, y demoran los desembolsos sobre proyectos aprobados – afirma la compañía en su reporte de resultados del tercer trimestre de 2019 -. La fuerte posición financiera nos está ayudando, y estamos trabajando con los bancos de relación de la compañía para completar el financiamiento necesario para 2020”.
Mientras tanto, PCR continúa con las obras en los dos proyectos eólicos y planea tener terminado El Mataco durante febrero de 2020 y San Jorge entre abril y junio, dependiendo de la velocidad con la que Vestas Wind Systems instale las turbinas V-136, de 4,2 MW faltantes.
La compañía espera que ambos parques empiecen a generar flujo de caja a partir de julio-agosto cuando comiencen a venderle energía a la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico SA (CAMMESA), calcula la fuente.
Petroquímica Comodoro Rivadavia fue adjudicada con dos PPAs a 20 años de 40,27 dólares por MW para construir El Mataco y San Jorge en la provincia de Buenos Aires en la licitación RenovAr 2,5, en diciembre de 2017.

Proyectos futuros
La crisis económica y la falta de financiamiento hicieron que la empresa tuviera que dejar para 2021 el desarrollo de El Mataco II, de 200 MW, que planeaba levantar en la provincia de Buenos Aires para venderle electricidad a grandes consumidores en el país, sostiene la misma fuente.
Las obras incluían la expansión de algunas subestaciones cercanas que le permitieran evacuar la energía producida en el proyecto, explica. En tanto, pensaba utilizar los tres transformadores de 300 MVA-500/132/13,20 kV, las instalaciones eléctricas y la extensión de la línea de alta tensión doble barra de 132 kV que construyeron para El Mataco I y San Jorge.
Estos trabajos le iban a permitir negociar con CAMMESA la asignación de prioridad de despacho para inyectar la electricidad en la red nacional, explica la fuente. Este parque había sido rechazado en 2018 en una de las ruedas que realizó para este fin la mayorista estatal porque no había espacio en el nodo de interconexión.
La compañía esperaba financiar los cerca de 300 millones de dólares (con IVA y otros impuestos incluido) necesarios para llevarlo a cabo con créditos de largo con bancos de desarrollo y multilaterales.
PCA ya tenía acordado de palabra la venta de cerca de 150 MW que pensaba generar con El Mataco II y quería participar de la próxima licitación que planea Agua y Saneamientos Argentinos SA (AYSA) para comprar hasta 60 MW de electricidad para sus plantas de tratamiento en la ciudad y la provincia de Buenos Aires.

Otros negocios
Ante la imposibilidad de seguir adelante con sus proyectos renovables, la compañía se focalizará en la producción de hidrocarburos en la provincia de La Pampa durante el segundo semestre de 2020, explica la fuente.
“Hay inversiones comprometidas en petróleo y gas natural que no se están haciendo y postergando para después de julio cuando empiecen a ingresar fondos de las renovables”, resalta.
Como fue adelantado por Desarrollo Energético, la empresa tenía planeado invertir hasta 100 millones de dólares en 2019 en sus unidades de cemento y petróleo y gas en La Pampa para aumentar su producción de gas y mantener el nivel de su extracción actual de crudo.
Como parte de su programa para el sector de hidrocarburos, buscaba perforar 34 nuevos pozos de crudo en el área de Medanito para compensar la disminución en la producción en otros campos antiguos en la provincia.
Sin embargo, sólo había realizado 20 pozos, 19 de ellos de desarrollo y uno exploratorio, al 30 de septiembre. Así, logró llegar a los 464.844 metros cúbicos por día (MCD) de crudo en 2019, por debajo de los 500,155 registrados de 2018.
A su vez, planeaba perforar pozos en el bloque Gobernador Ayala V en La Pampa, para alcanzar los 60.000 MCD de gas natural. Pero En tanto, no consiguió su objetivo ya que registró 53.830 MCD de gas el año pasado, según datos de la Secretaría de Energía de la Nación.
A su vez, realizó otros seis pozos de desarrollo en el área El Sosneado, en la provincia de Mendoza, a los que se le suman otros dos en Jagüel de los Machos y tres en 25 de Mayo – Medanito Sudeste, ambos en La Pampa.
La empresa también planea construir una pequeña planta térmica de 4 MW para su autoabastecimiento y aprovechar el gas que produce en algunas de las áreas que tiene mucho nitrógeno y que sólo le sirven para mezclarlo con otro de mejor calidad y hacer un blend, explica la misma fuente.
La idea es instalar cuatro turbinas de 1 MW cada una que le permitirán, además, reducir el precio que paga por la electricidad de 85 a 30 dólares por MWh, destaca. Para poder iniciar las obras deben esperar que las autoridades de La Pampa le otorguen los permisos, un proceso que se está demorando demasiados meses, concluye.

Por Hernán Dobry

Temas

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *