5 abril, 2019

La emisión de bonos de Albanesi, en la mira de los fondos de inversión

La empresa busca colocar 300 millones de dólares en la Argentina y los Estados Unidos.

Al menos 20 fondos mutuos y de inversión mostraron interés en adquirir los bonos Reg S  y Reg D por un total de 300 millones de dólares a cuatro años que el Grupo Albanesi planea emitir a mediados de abril en Buenos Aires y en Nueva York,  revela una fuente para respaldar los cierres de ciclo de dos de sus centrales térmicas, afirma una fuente.
Las entidades financieras le hicieron saber su intención de participar en la operación durante la gira que realizaron su Gerente de Finanzas, Juan Gregorio Daly, la de Estructuras Financieras, Milagros Grande, y el coordinador de Estructuras Financieras de la compañía Osvaldo Cado, por los Estados Unidos a finales de marzo, explica.
La mayoría de los fondos que no pudieron adquirir un bono que emitió MSU Energy porque no llegaron a concluir su trabajo a tiempo, ahora tienen como objetivo comprar el nuevo título de Albanesi, resalta la fuente.
El 3 de diciembre de 2018, la unidad de la compañía energética de MSU había colocado 250 millones de dólares con tasa Libor + 11,25% (equivalente al 16% después de cargos y comisiones) y vencimiento en 2023 para financiar el cierre d ciclo de sus tres centrales térmicas.
Moneda Asset Management, Ashmore Group, Oaktree Capital Management, Canada Pension Plan Investment Board (CPPIB), VF Venture, Citi Global Special Situations Group, Gramercy Funds Management, CarVal Investors, and BTG Pactual compraron el bono en esa oportunidad.
Albanesi acordó que hasta el 30% (90 millones del dólares) será adquirido por Credit Suisse, JPMorgan y UBS Group, quienes también administrará la emisión del tramo estadounidense de la operación.
La empresa espera que los restantes 210 millones de dólares se dividan entre siete y ocho fondos mutuos y de inversión, ya que esperan presentar órdenes por un mínimo de 30 millones de dólares por cada una, sostiene la misma fuente.
Gramercy, CarVal y BTG Pactual confirmaron que serán parte de la transacción, sostiene una segunda fuente. Moneda Asset Managemente, que históricamente ha respaldado a la compañía, decidió abandonar la transacción insatisfecha con la forma en que la manejó las negociaciones para la construcción de la planta de cogeneración de Arroyo Seco, de 133 MW, destacan ambas fuentes.
Además, la firma chilena vendió toda su posición en el bono Albanesi 2023, señala una segunda fuente. El título de 336 millones de dólares con tasa del 9.625% y vencimiento en 2023 se negocia hoy en 86,247 con un rendimiento del 13,97%.
El 4 de febrero, los accionistas de la compañía aprobaron la emisión de un bono de hasta 300 millones de dólares en una asamblea general extraordinaria, respaldando la misma decisión adoptada por el directorio el 18 de enero.
El acuerdo no violará los convenants que rigen sobre su título con vencimiento en 2023, ya que parte de los ingresos se utilizará para el canje de deuda actual de la empresa. En 2018, la firma alcanzó un ratio de deuda financiera/EBITDA anualizado de 4,29x al 31 de diciembre de 2018, lo que le permite realizar la operación.
La compañía decidió emitir un bono Reg D con una vida útil de tres años en lugar de uno 144A para el tramo de Nueva York después de haber finalizado las negociaciones con los inversores estadounidenses, ya que esto les permite a los bancos unirse al acuerdo debido a que podrán incluirlo en su balance.
Para el tramo argentino, Albanesi decidió lanzar un título Reg S emitido en Buenos Aires con ley de Nueva York y ofrecerlo a inversionistas locales y extranjeros, ya que se negociará a través de Euroclear. Esta opción hará que los inversores internacionales cuenten con un mercado secundario y más alternativas para operarlo.
En ambos casos, los bonos estarán garantizados con las turbinas del proyecto, así como con los PPA firmados con Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico SA (CAMMESA).
Albanesi fue adjudicada con dos contratos de 33,50 dólares por MWh cada uno para convertir la planta Modesto Maranzana, de 350 MW, en Córdoba, en un ciclo combinado de 463 MW, y la de Ezeiza, de 150 MW, en uno de 268 MW, en la licitación lanzada por la Secretaría de Energía de la Nación, en septiembre de 2017. Las obras deberán estar terminadas en junio de 2020 y comenzar a generar energía en diciembre de ese año.
La empresa planea utilizar parte de lo obtenido con la emisión de los bonos para pagar su deuda pendiente de 165 millones de dólares, consolidándola toda en dos títulos. La parte restante será para fondear los 135 millones requeridos para financiar su gasto de capital en 2019-2020, para agregar unos 230 MW a los actuales 500 MW en las dos centrales térmicas.
La inversión total requerida para la conversión ambos cierres de ciclo es de 400 millones de dólares (IVA incluido). Actualmente, la empresa está cubriendo 160 millones con préstamos de Siemens y Vogt Power International, los proveedores de las turbinas de vapor y generador recuperación de vapor, respectivamente, y 105 millones con su propio flujo de caja.
Parte de esos fondos fueron utilizados para adquirir dos turbinas Siemens SGT-800, tres de vapor SST-600 y siete Vogt de recuperación de vapor (HRGS) para el proyecto. El dinero restante fue usado para comenzar con las obras.
Debido a que el nuevo bono tendrá una tasa demasiado alta, Albanesi pretende refinanciarlo en 36 meses mediante la emisión de un nuevo título cuando baje el riesgo del país y estén dadas las condiciones de mercado para la transacción.

www.iiicorp.com

Temas

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *