23 octubre, 2019

IMPSA se queda con un nuevo contrato en Yacyretá

Junto a la paraguaya CIE fue seleccionada para la rehabilitación de seis generadores.

El consorcio conformado por la mendocina IMPSA y la paraguaya CIE fue adjudicado con un contrato de 25,90 millones de dólares para la rehabilitación de seis generadores de la central hidroeléctrica Yacyretá.
El proyecto busca aprovechar que la Entidad Binacional Yacyretá (EBY) está desmontando seis turbinas fabricadas por la alemana Voith Hydro que tuvieron que ser reparadas por problemas de diseño y están operando a un 20% de eficiencia y capacidad, afirma una fuente cercana a la operación.
“Como están sacando las turbinas, se aprovecha para modernizar, al mismo tiempo, los seis generadores y, así, evitar el tener que volver a hacer el mismo proceso una vez más en el futuro”, resalta.
El consorcio IMPSA-CIE superó en la licitación internacional 30.585 lanzada por la EBY a la compañía germana y a la italiana Ansaldo Energía. Según el contrato, deberá realizar los trabajos para la restaurar las condiciones de confiabilidad, eficiencia y seguridad de los equipos en un plazo de 30 meses.
Esta es la segunda licitación consecutiva que la UTE entre la firma argentina y la paraguaya ganan en los últimos dos años para realizar trabajos de rehabilitación de los equipamientos de Yacyretá que está realizando la entidad binacional
En la anterior, el consorcio había sido adjudicado con un contrato de 27 millones de dólares en febrero de 2017 para reparar dos turbinas Kaplan de eje vertical que habían sido fabricadas por Voith Hydro.
En esa licitación, la UTE IMPSA-CIE había superado a la austríaca Andritz y a la empresa alemana, quienes habían ofertado 35 millones y 66 millones, respectivamente. El primero de los equipos ya se encuentra en camino desde Mendoza a Corrientes para ser instalada en la central hidroeléctrica.
En abril de 2018, el directorio de la entidad binacional decidió extenderle el contrato para reparar otras cuatro turbinas. El monto de la operación ascendió a 55 millones de dólares, de los cuales el 60% (33 millones de dólares) quedó en manos de la mendocina, que deberá encargarse de la fabricación de todas las partes, y el resto (22 millones) para la paraguaya, que estará a cargo de las obras civiles.
Sin embargo, el consorcio no pudo ganar la otra licitación que realizó la EBY en 2019 para la compra de los equipamientos electromecánicos para la ampliación de la represa hidroeléctrica en el brazo Aña Cuá de 270 MW.
Allí, fue superada por Voith Hydro que ofertó 99,69 millones de dólares para proveer tres turbinas de eje vertical Kaplan, de 92MWh cada una, tres generadores sincrónicos trifásicos de 100 MVA y tres transformadores de 100MV. En tanto, La UTE entre IMPSA, CIE y PowerChina Guizhou Engineering, que propuso hacerlo por 116,38 millones.
La empresa mendocina protestó porque aducía que, si se tomaban los costos de producción en pesos al tipo de cambio del momento de la apertura de los sobres (varios meses después de cuando fueron presentados), su propuesta era más barata en dólares, además de contar con contenido local argentino y paraguayo, que beneficiaba a las economías de ambos países. La EBY desoyó su reclamo y le adjudicó el contrato a la compañía alemana, que fue firmado el 22 de octubre.
La próxima licitación que piensa lanzar la entidad binacional es para suministrar tres turbinas Kaplan de eje vertical de 155 MW cada una para ser instaladas en la central hidroeléctrica Yacyretá y aumentar su capacidad de generación en un 15% (465 MW).

Por Hernán Dobry

Temas

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *