26 febrero, 2020

Eramet posterga hasta junio el inicio de su proyecto de litio

La empresa francesa planea desarrollar el proyecto Centenario-Ratones en Salta.

Eramet decidió postergar hasta junio la decisión de invertir 600 millones de dólares en la explotación del salar Centenario-Ratones y la construcción de una planta de carbonato de litio en la provincia de Salta, afirma una fuente cercana a la empresa.
Como adelantó Desarrollo Energético, la minera francesa tenía pensado desembolsar unos 300 millones durante 2020 y otros 205 millones el año siguiente. En 2019, destinó 138 millones para levantar una fábrica piloto, explica.
La compañía decidió suspender los trabajos luego de que el gobierno de Alberto Fernández no tomara ninguna medida sobre el acceso a la compra de divisas y el giro de dividendos al exterior, un requisito que considera indispensable para seguir adelante con el proyecto, resalta.
“El contexto en la Argentina y el clima económico más amplio no nos permite en este momento lanzar con serenidad el proyecto”, explicó su CEO, Christel Bories, durante la presentación de sus estados contables, en París, el 19 de febrero. El plan de la empresa ya cuenta con la validación de precios internos (VPI) aprobada.
La falta de definiciones del gobierno hizo que los ejecutivos franceses se quedaran sin tiempo para preparar toda la documentación que precisaban presentarle a su Directorio para que firme la decisión de inversión final del proyecto del Centenario-Ratones.
“Como no hubo respuesta del Gobierno, no llegamos con los plazos y tuvimos que postergar la presentación del plan hasta junio, cuando se realizará la nueva reunión del Directorio”, destaca la misma fuente. Centenario-Ratones podría exportar al menos 150 millones de dólares por año de su producción de carbonato de litio una vez que estén finalizadas las obras.
Ejecutivos de la unidad local de la empresa francesa, Eramine Sudamericana, mantuvieron encuentros con funcionarios del gobierno nacional y del salteño para explicarles que, si no se habilitaba el acceso al mercado de divisas y la posibilidad de girar los dividendos al exterior, iban a tener que suspender el proyecto, resalta. No lograron acelerar el proceso.
“Nos respondían que entendían la situación y que iban a trabajar en esto, pero sin fijar un plazo. Nos dijeron que tenían pensado enviar un proyecto de ley sobre el tema al Congreso a principios de marzo”, afirma.
Incluso, Bories le había pedido definiciones sobre esta misma cuestión a Alberto Fernández en el encuentro que mantuvieron en París durante la gira que el Presidente realizó el 6 de febrero por Francia.
Esta es la segunda vez que la compañía debe posponer la aprobación de su plan de inversión para Centenario-Ratones. Originalmente, la decisión estaba pautada para fines de diciembre, pero el 15 de noviembre la CEO anunció que se pasaba para marzo por la misma razón.
Desde la minera francesa, señalan que si el proyecto que piensa enviar el gobierno se aprobara durante marzo, no les dará tiempo para poder presentar el plan de inversión ante el Directorio en la reunión que se llevará a cabo a fines de ese mes.
Sin embargo, la fuente explica que si eso ocurriera podría convocarse a una sesión extraordinaria en cualquier momento, sin tener que esperar a junio. Para eso, los ejecutivos deberían poder presentarles los avances que han conseguido sobre el financiamiento para el proyecto, un proceso que actualmente se encuentra paralizado, señala.
Como adelantó Desarrollo Energético, la compañía venía manteniendo negociaciones avanzadas con la Corporación Financiera Internacional (CFI) y otros tres organismos multilaterales de crédito por un préstamo de 400 millones de dólares a largo plazo. Los 200 millones restantes los aportará la compañía.
“Los bancos multilaterales no tienen problema de prestar para proyectos en la Argentina porque están seguros de que les van a pagar. En cambio, los comerciales no quieren oír hablar del país”, afirmaba el CEO de Eramine Sudamericana, Daniel Chávez Díaz en diciembre.
Sin embargo, esta situación ha empeorado en los últimos meses ya que estas entidades tampoco quieren tomar decisiones sobre los créditos que venían negociando hasta que el gobierno no defina si las empresas que reciban los préstamos van a poder acceder al mercado cambiario y girar las divisas para pagarlos, señala la misma fuente.
Un punto que le juega a favor a la empresa es que podría acceder a una garantía del gobierno francés, que es uno de sus accionistas (25%), lo que les aseguraría a los bancos que podrían cobrar el crédito a pesar de lo que ocurra en la Argentina, explica.
Sin embargo, tanto la compañía como los organismos multilaterales también están preocupados por la posibilidad de que la Argentina entre en cesación de pagos con los bonistas internacionales. “Si esto ocurre, impactará en el acceso al financiamiento y en la continuidad del proyecto”, destaca.

Los avances
La falta de aprobación de la decisión de inversión final ha paralizado un 90% las obras en el salar Ratones, en Salta, y está poniendo en riesgo los puestos de trabajo que tenían comprometidos con algunos de los contratistas que habían sido seleccionados para el desarrollo de Centenario-Ratones, explica la misma fuente.
Ese fue el mensaje que le transmitieron los directivos de Eramine Sudamericana a funcionarios de la Cancillería en una reunión que mantuvieron el 19 de febrero, el mismo día que su casa matriz anunció la suspensión del proyecto, destaca.
“Hay contratistas que tuvieron que despedir a 37 personas que iban a empezar a trabajar. Si esto se sigue prolongando en el tiempo, la situación se va a profundizar y a provocar un impacto mayor entre los proveedores”, detalla.
Eramet ya tiene compromisos asumidos con diferentes proveedores por unos 350 millones de dólares, que se van a efectivizar cuando se obtenga la aprobación del Directorio para seguir adelante con el proyecto, resalta la fuente.
En la actualidad, 150 personas se encuentran trabajando en tareas de operación y mantenimiento de la planta piloto de carbonato de litio, que ya está en funcionamiento, y en el proceso de extracción de la salmuera, de las cuales 45 forman parte de la plantilla de la minera. Esto implica una caída de casi el 70% de las 480 que había en diciembre realizando movimiento de suelo y construyendo edificios y la pista de aterrizaje para aviones.
La compañía francesa espera que en el pico de la construcción de la planta de carbonato de litio haya 1.100 empleados en el proyecto (680 en promedio durante el proceso), para lo que tienen planeado ampliar en 320 lugares la capacidad del actual campamento que actualmente permite albergar a 800 individuos.
Las dos postergaciones que ya ha sufrido el proyecto han obligado a Eramet a ajustar nueve meses el cronograma original que tenía para las obras. De esta forma, el inicio de las operaciones de la planta pasó de junio de 2021 al segundo trimestre de 2022 y podría alcanzar el 90% de su capacidad a fines de ese año, señala la misma fuente.

El desarrollo
El proyecto Centenario-Ratones incluye la construcción de una planta con la capacidad de producir 24.000 toneladas por año (t/a) de carbonato de litio equivalente (CLE), un gasoducto de 33 kilómetros de largo, y una pista de aterrizaje. Las obras serán administradas por la estadounidense M3 y la canadiense BBA
La compañía utilizará un proceso innovador de extracción directa para obtener litio, desarrollado por Eramet en sociedad con el instituto francés de petróleo y energías renovables (IFP Energies Nouvelles) y Seprosys.
En paralelo, la empresa construirá el gasoducto para conectarse con los troncales Atacama y La Puna y también levantará una planta de compresión en Río Las Burras para aumentar la capacidad de distribución del ducto La Puna a 495.000 metros cúbicos por día (MCD). Todo esto tiene los estudios de ingeniería avanzados, explica la misma fuente.
La minera francesa, que viene trabajando Centenario-Ratones desde 2012, ya cuenta con la aprobación del estudio de impacto ambiental y toda la documentación necesaria para el proyecto.
La empresa también espera desembolsar tres millones de dólares para continuar con la exploración en busca de más reservas para incrementar la capacidad de producción de la planta a 36.000 t/a de CLE en el futuro.
El área controlada por Eramet comprende más de 500 kilómetros cuadrados totales, 260 de los cuales son de recursos drenables, con una posible extensión hacia el norte. El salar, ubicado a 3.800 metros sobre el nivel del mar en el noroeste de Salta, tiene un millón de toneladas de CLE de reservas, 9,90 millones de recursos totales, con 5 millones de recursos inferidos e indicados en los 40 años de su vida útil.
El proyecto Centenario-Ratones tiene una Tasa Interna de Retorno (TIR) en el rango del 17% al 25%, dependiendo del precio del litio y una recuperación de la inversión de tres a cinco años desde el primer año de producción.

Por Hernán Dobry

Temas

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *