3 septiembre, 2019

Enel Américas negocia con Mendoza para construir una línea de alta tensión para vender electricidad a Chile

El proyecto precisa de una inversión de 150 millones de dólares y podría usar la electricidad producida por le futura represa Portezuelo del Viento.

Enel Américas está negociando con el gobierno de Mendoza la construcción de una línea de alta tensión para transportar la electricidad generada en la provincia para ser vendida a distribuidoras de energía chilenas, afirma una fuente.
La unidad chilena de Enel le propuso el plan a la administración de Alfredo Cornejo en marzo de este año y, desde entonces, estuvo trabajando en el estudio de impacto ambiental (EIA por sus siglas en inglés), resalta.
La compañía ofreció construir una línea de alta tensión de 500kV de 80 kilómetros desde el complejo hidroeléctrico Portezuelo del Viento, de 210MW, que Mendoza planea realizar hasta la subestación chilena Río Grande, indica.
El gobierno provincial lanzará la licitación para desarrollar la represa, valuada en 1.002 millones de dólares, en la segunda quincena de septiembre, cuyas obras requieren de un período de cinco años para completarse.
La construcción de la línea precisará de un desembolso de 150 millones de dólares, señala la misma fuente, y agrega que los trabajos podrían estar respaldadas con fondos de Enel Américas u con otras fuentes de financiamiento.
El proyecto tiene un problema a resolver antes del lanzamiento: Portezuelo del Viento incluirá una subestación de 220kV que se conectará con la subestación Río Diamante, de 500kV, con una línea doble terma de alta tensión de 220kV de 200 kilómetros, mientras que el proyecto de la compañía requiere de una subestación de 500kV para conectarse con la línea de 500k, resalta.
Para resolverlo, el gobierno de Mendoza propuso que financiar conjuntamente (50% cada parte) los 200 millones de dólares que requiere la construcción de la línea de 500kV de 200 kilómetros y remplazar a la proyectada, explica.
Otra alternativa que está analizando es incluir el desarrollo de esta línea en los pliegos de la licitación de la represa como una opción que podrían ofrecer las compañías interesadas en participar, detalla.
En caso del que la construcción de Portezuelo del Viento sea inferior a los 1,002 millones de dólares presupuestados, el gobierno de Mendoza podría usar los fondos restantes para estos trabajos, sostiene la misma fuente.
La decisión del gobierno chileno de reducir su actual generación de electricidad a carbón y reemplazarla con energía verde explica por qué Enel Américas inició las negociaciones con la administración de Cornejo para desarrollar la línea de 500kV.
Mendoza tiene 1GW en proyectos eólicos y solares en su cartera, ubicada en las localidades de El Sosneado y Uspallata, que podrían ser ofrecidos para suministrar energía a Chile, concluye la fuente.
La Agencia de Desarrollo de Inversiones de Neuquén (ADI-NQN) está planeando desarrollar 11 proyectos (pequeños aprovechamientos hidroeléctricos, geotérmicos, eólicos y solares) en la provincia, para generar poco más de 462 MW, para vender energía verde al país trasandino, según indica José Brillo, presidente de ADI-NQN.
Su construcción requerirá de una inversión total de 1.130 millones de dólares más dos líneas de alta tensión de 132kV (de 80 y 150 kilómetros, respectivamente), para conectarlos con la red eléctrica chilena.
Debido a que el gobierno de la provincia de Neuquén no tiene la capacidad suficiente para desarrollarlos y financiarlos, planea ofrecerlo a inversores chilenos por separado, concluye Brillo.

www.iiicorp.com

Temas

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *