26 mayo, 2020

Empresa logra reestructurar su deuda

Había entrado en cesación de pagos el 31 de marzo.

Echo Energy logró restructurar la totalidad de su deuda de 28,63 millones de dólares que tenía con bancos y bonistas internacionales, tras haber estado en cesación de pagos durante casi dos meses. De esta forma, consiguió postergar los desembolsos de 1,74 millones correspondientes a los intereses y amortizaciones que debía realizar durante este año hasta el 31 de marzo de 2021.
“La finalización exitosa de la reestructuración de la deuda es un paso importante y positivo para la compañía – afirma su CEO, Martin Hull -. A pesar de las condiciones macroeconómicas imperantes, estos desarrollos brindan a la Junta un renovado optimismo a medida que reenfocamos los esfuerzos para buscar las oportunidades de crecimiento dentro del portafolio”.
No le fue fácil. Para convencer a los acreedores, debió realizar recortes en sus costos y gastos, cerrar pozos petroleros en sus áreas Santa Cruz Sur, en la Cuenca Austral, y negociar términos y condiciones con cada uno de los tres grupos en los que estaban nucleados en forma separada.
Finalmente, el 22 de mayo, la compañía llegó a un acuerdo con los tenedores de su título de 20 millones de euros (21,93 dólares a la cotización de hoy) con tasa del 8% y vencimiento el 30 de mayo de 2022, luego de haber estado durante 52 días en cesación de pagos.
La aprobación de la propuesta por parte de los bonistas era de vital importancia para el proceso de restructuración ya que había sido incluida como condición por parte del banco Lombard Odier Asset Management (Europe) Limited para que entrara en vigor la enmienda convenida para la postergación del desembolso de los intereses y las amortizaciones del crédito de 5 millones de euros (5,48 millones de dólares) con tasa del 8% y vencimiento el 31 de marzo de 2022 que le había otorgado.
El acuerdo incluyó la exención del plazo para considerar que la empresa se encuentra en incumplimiento de pago de los cupones que debía abonar el 31 de marzo y la prórroga de los que debía realizar trimestralmente durante 2020 hasta el 15 de mayo de 2022.
Bajo el esquema actual, la compañía tenía que depositar un total de 1,60 millones de euros (1,75 millones de dólares) correspondiente a los intereses que vencían el 31 de marzo, el 30 de junio, el 30 de septiembre y el 31 de diciembre de este año (400.000 cada uno).
La oferta también proponía incluir la totalidad de las acciones que la petrolera británica tiene en su subsidiaria Echo Energy Argentina Holdings Limited, que controla todos sus activos en la provincia de Santa Cruz, como garantía de la operación, que serían depositadas en un fideicomiso creado para este fin. Este respaldo sería compartido en igualdad de condiciones (pari passu) con Lombard Odier.
La propuesta, que había sido presentada el 9 de abril, fue aprobada por unanimidad de los presentes en la asamblea que se realizó el 22 de mayo a las 10 (hora de Londres) en las oficinas de Fieldfisher, en el edificio Riverbank House, de la capital inglesa.
Sin embargo, la mayoría de los bonistas no se presentó, al punto de que la compañía estuvo cerca de no conseguir 25% del total del capital emitido (5 millones de euros), el quorum mínimo que necesitaba para sesionar, ya que alcanzó los 8,10 millones (40,50%).
Echo Energy logró aprobar su propuesta pese a no tener la mayoría de los acreedores a su favor ya que el contrato de emisión establecía que debía contar con el respaldo de, al menos, dos tercios de los votos positivos de quienes participaran de la asamblea.
Este fue el segundo intento que realizó la petrolera ya que en la reunión del 1 de mayo ni siquiera logró el quorum mínimo que se necesitaba para sesionar, como adelantó Desarrollo Energético. En esa oportunidad, se presentaron bonistas que representaban un capital de 2,80 millones de euros de la deuda emitida en 2017 (14% del total), cuando necesitaba sumar más de 15 millones de euros (75% del circulante).

Un proceso rápido
Este era el último pasivo que le quedaba por restructurar a la petrolera británica con operaciones en la Argentina ya que el 14 de mayo había conseguido postergar los 400.000 euros (438.592 dólares) de intereses correspondientes a este año del préstamo que le había otorgado Lombard Odier.
Como parte del acuerdo, la compañía se librará de abonar las cuotas trimestrales del crédito durante todo 2020, por lo que recién volvería a hacerlo el 31 de marzo de 2021. De esta forma, levantó el evento de cesación de pagos en el que había caído a finales del primer trimestre.
El monto total de los intereses que debía desembolsar este año se sumará al capital del préstamo que, de esta forma, pasará a ser de 5,40 millones de euros (5,48 millones de dólares), lo que también incrementará el valor de intereses correspondientes que tendrá que cancelar.
El crédito se amortizará en cinco cuotas trimestrales iguales de 1,08 millones de euros (1,17 millones de dólares) cada una, a partir del 31 de marzo de 2021. Esta deuda podría ser convertida en acciones ordinarias de la petrolera inglesa a un precio de 3 peniques cada una. A su vez, está respaldado por una garantía para suscribir 72,20 millones de nuevos papeles a ese mismo valor.
Lombard Odier le había otorgado el préstamo el 21 de octubre de 2019 para financiar parte de la compra del 70% en las cinco áreas convencionales de Santa Cruz Sur, que la compañía cerró en esa fecha con Petrolera El Trébol por un monto total de 11,10 millones.
Previamente, Echo Energy había logrado el 31 de marzo posponer el pago de las 120.000 libras esterlinas (146.634 dólares) en intereses que debía realizar en 2020 y la primera cuota de 100.000 libras esterlinas (122.195 dólares) de la amortización del crédito de 1 millón de libras esterlinas (1,22 millones de dólares) con tasa del 12% y vencimiento en 2022 que tiene con el fondo Spartan Class O.
Como parte del acuerdo que llegó con su controlante Spartan Fund Limited SAC, la empresa recién volverá a abonarlos a partir del 31 de marzo de 2021 y los correspondientes a este año se sumarán como parte del capital adeudado, que pasará a ser de 1,12 millones de libras esterlinas (1,37 millones de dólares).
La negociación, además, incluyó una modificación en el sistema a través del cual se pagará la amortización del crédito. Bajo el nuevo esquema, deberá transferir 100.000 libras esterlinas el 31 de marzo, tres cuotas de 50.000 cada una el 30 de junio, el 30 de septiembre y el 31 de diciembre de 2021 y una última de 870.000 el 8 de marzo de 2022.
La petrolera inglesa con operaciones en la Argentina ya había restructurado este mismo préstamo con Spartan Fund Limited SAC el 6 de marzo cuando había logrado extender por dos años su vencimiento. Para respaldarlo, emitió un total de 3,57 millones de garantías para suscribir nuevas acciones a 1,40 peniques por cada una, que vencerán el 9 de marzo de 2022.

Una empresa en aprietos
Como parte de su plan para mejorar su situación financiera, Echo Energy ha implementado un programa de recorte de sus costos y gastos, además de intentar postergar el desembolso de los fondos correspondientes a su deuda.
Luego de negociaciones con su socia Interoil y Selva María, la operadora de sus áreas Santa Cruz Sur, logró reducir a la mitad las salidas de efectivo operativas mensuales, en comparación con el año pasado, gracias el diferimiento y/o la cancelación de actividades no esenciales en medio de la cuarentena.
Echo Energy, además, realizó una reducción del 50% en su presupuesto corporativo, que incluye el diferimiento de pago del 25% de los salarios de todos los miembros de su directorio durante tres meses desde el 1 de abril.
A su vez, la compañía consiguió que consiguió recientemente un beneficio impositivo de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), con el que espera mejorar su flujo de caja.
Su subsidiaria Eco Energy TA Op Limited (que controla el 25% de las áreas Santa Cruz Sur) ha dejado de pagar las retenciones del IVA en su facturación local, que hasta ahora era de la mitad del impuesto (10,50%), lo que le representará un incremento en sus ingresos de cerca del 10,50%.
“Hemos estado trabajando estrechamente con las autoridades fiscales locales durante varios meses para asegurar el cambio al estatus del IVA para nuestra subsidiaria Eco Energy TA Op Limited y esto tendrá un impacto positivo en el flujo de caja”, explica Hull.
En su primer trimestre, la empresa reportó efectivo por 1,40 millones de dólares al 29 de febrero. Luego, obtuvo ingresos por 1,67 millones por las ventas que realizó el mes pasado y espera sumar otros 610.140 de las operaciones que facturó durante la segunda quincena de marzo.

Cambio de planes
La decisión del gobierno argentino de establecer un barril criollo con un precio de 45 dólares llevó a Echo Energy a replantear su estrategia de explotación de petróleo en la Argentina y a analizar la posibilidad de volver a habilitar los pozos que había cerrado el 20 de abril.
“Luego de las medidas de apoyo al precio interno del petróleo del gobierno argentino recientemente anunciadas, la compañía está evaluando las implicaciones positivas para sus activos de Santa Cruz Sur, incluida la posibilidad de aumentar la producción de petróleo de pozos previamente cerrados temporalmente”, explican desde la empresa británica.
Como adelantó Desarrollo Energético, la firma había decidido cerrar 10 en las áreas Santa Cruz Sur, que explota junto a Interoil, para focalizarse en la producción de gas natural, debido a la caída en el precio del Brent en los últimos tiempos.
Esta medida provocará una reducción de aproximadamente un 24% de su capacidad de extracción (cerca de 130 barriles por día) en una primera instancia. La empresa produjo 310.474 barriles de petróleo equivalentes (2.250 por día) entre el 1 de enero y el 17 de mayo, que incluyen 59.779 de crudo y condensados y 1.827 millones de pies cúbicos (mmscf) de gas natural.
La caída en el precio del Brent había tornado demasiado cara la extracción de petróleo en sus pozos en las áreas Campo Bremen, Moy Aike, Chorrillos, Océano por lo que ha decidido mantener abiertos sólo los que generen gas natural asociado. A su vez, la llevó a preservar el valor de sus 12.613 barriles de reservas almacenadas para comercializarlos cuando mejore la cotización internacional.
A su vez, paralizó los trabajos de finalización y pruebas de flujo de entrada en sus pozos exploratorios en el yacimiento Campo Límite, en el área Palermo Aike, debido a la cuarentena decretada por el gobierno nacional, ya que requerían de la movilización de personal y equipos.
Desde la empresa británica, señalan que retomarán estas tareas cuando se levante el aislamiento, ya que considera como una de sus principales prioridades para este año y para su crecimiento el desarrollo de este bloque en la Cuenca Austral.
Mientras tanto, relocalizó temporalmente su equipo de terminación Eagle y lo está utilizando para la intervención y mantenimiento. Actualmente, está realizando estas tareas en el bloque Chorrillos, donde busca volver a poner en funcionamiento un pozo histórico y llevarlo a producir 41 barriles de petróleo por día de los 20 actuales.
El derrumbe de la cotización del Brent hizo que la compañía repensara sus actividades en la Argentina y decidiera abandonar parcialmente la explotación de petróleo para focalizarse en la de gas natural, a la que consideraba más rentable, de cara a la temporada de otoño e invierno.
La compañía espera que los precios del fluido suban en los próximos meses con la llegada del frío, debido al incremento de la demanda, por lo que decidió que sólo mantendría operativos los 29 pozos de gas y 28 de crudo que tienen una buena cantidad de gas asociados.
Echo Energy tomó la medida luego de que se aseguró la extensión por otros dos meses, hasta el 30 de junio, de su actual contrato de provisión de 4,70 mmscf por día del fluido (132.785 MCD) con uno de sus principales clientes a un precio promedio de 3,56 dólares por millón de BTU (MBTU), un 41% mayor que el que obtuvo en abril.
Estos valores se encuentran por encima de los 2,02 dólares por MBTU que se pagó en la subasta que realizó el 21 de abril el Mercado Electrónico de Gas (Megsa) con entrega en mayo y de los 2,30-2,40 que se está abonado por el fluido en los yacimientos de Santa Cruz y de los 1-1,30 en los de Tierra del Fuego.
“La extensión de los contratos con dos clientes clave, con una prima frente al precio de abril, destaca la demanda de nuestro gas producido y proporciona un impulso considerable a los ingresos a corto plazo”, concluye su CEO.

Por Hernán Dobry

Temas

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *