17 abril, 2019

El Gobierno quiere impulsar la construcción de la represa Potrero del Clavillo

Las obras requerirán de una inversión de 1.000 millones de dólares en las provincias de Catamarca y Tucumán.

Foto: La Gazeta

El Gobierno planea invertir hasta 1.000 millones de dólares en la construcción del complejo hidroeléctrico Potrero del Clavillo-El Naranjal, en las provincias de Tucumán y Catamarca, afirma el secretario de Infraestructura y Políticas Hídricas de la Nación, Pablo Bereciartua.
En una entrevista exclusiva con esta agencia de noticias, el funcionario anticipa que la administración de Mauricio Macri aún tiene que definir el sistema de financiamiento que se utilizará para concretar el proyecto.
A mediados de 2018, el Ministerio de Economía solicitó a varios ministros que convirtieran todos los proyectos de infraestructura al modelo de Participación Público Privada (APP) como parte de un programa de reducción del déficit fiscal acordado con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para recibir asistencia financiera de este organismo.
Pero el 19 de diciembre, la cartera que conduce Nicolás Dujovne decidió suspender todos las licitaciones de este tipo planificadas para 2019, incluyendo el tren de Vaca Muerta, más rutas y carreteras y proyectos de agua, saneamiento y vivienda, ya que la crisis cambiaria y la subida del riesgo país provocó un aumento de los costos financieros en las empresas.
La otra alternativa es que el proyecto Potrero del Clavillo-El Naranjal sea fondeado en un 70% por el gobierno nacional mientras que el 30% restante sea afrontado por las provincias de Tucumán y Catamarca (15% cada una) con los últimos 20 millones de dólares de regalías que recibirán por año (10 millones cada una) con la energía generada, explica Bereciartua.
Para la porción del Estado Nacional, se está analizando financiarlo con dinero que aportaría la empresa adjudicataria del contrato o con préstamos bilaterales y multilaterales, un modelo similar que se usó para la licitación del complejo Portezuelo del Viento, de 210 MW.
El proyecto incluye la construcción de dos represas, una para generar electricidad (Potrero del Clavillo) y la otra compensatoria (El Naranjal) para ser utilizada para riego y suministro de agua, dos túneles de conducción y la ruta 65, señala Bereciartua.
Originalmente, se había incluido una segunda represa compensatoria (Villa Lola) con un lago de 95 hectómetros cuadrados en el río Medina, pero el gobierno nacional desistió de esta obra, agrega el funcionario.
La decisión final del proyecto depende de las negociaciones políticas, ya que ambas provincias necesitan aprobar las obras que involucra territorios y expropiaciones de tierras. Por el momento, Catamarca acaba de aprobarlo, pero el de Tucumán no lo ha hecho, ya que no quiere darle crédito a la administración de Macri durante el año electoral.
La discusión también incluye quién pagará el desarrollo del complejo compensatorio El Naranjal, el cual será usado para regular los cauces de los ríos Medina y Gastona para el riego, según detalla Juan Ascarate, subsecretario de Programas de Infraestructura del Plan Belgrano.
Bereciartua estima que la construcción de la represa y los trabajos complementarios requerirán de unos 350 millones de dólares. En tanto, Tucumán quiere incluir a la represa en el plan mientras el gobierno nacional señaló que no forma parte, ya que es sólo para el uso de la provincia, aclara Asacarate.
Mientras tanto, la administración de Juan Manzur está finalizando el proyecto de ingeniería que está llevando a cabo la Universidad de Tucumán (UTN) y los cálculos de los costos finales para su desarrollo, señala Bereciartua.
Por esta razón, el Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda planea lanzar el proceso de licitación de Potrero del Clavillo-El Naranjal entre 2019 y comienzos de 2020, anuncia el secretario. Durante este período, se decidirá si se llevarán a cabo ambas obras en paralelo o por separado.
La construcción de esta central de 125MW requerirá un total de 650 millones de dólares y se utilizará para generar electricidad, reducir el riesgo de inundaciones y almacenar agua para el riego, comenta Bereciartua.
La represa principal estará ubicada en el Valle de las Estancias, en la confluencia de los ríos Potrero, Chacras y Del Campo, y el naciente río Canas, en Catamarca, mientras que el complejo hidroeléctrico estará en la región de Alpachiri y Concepción en Tucumán.
El proyecto incluye la construcción de una represa de 96 metros de altura, otras dos de captación y 20 kilómetros de túneles de conducción, y tendrá cinco turbinas Pelton para generar un total de 310 GWh de electricidad por año.
Otra alternativa bajo análisis es desarrollar el complejo hidroeléctrico Potrero del Clavillo para producir energía, sin control de las inundaciones, beneficios de riego, y sin la ruta 65. De esta forma, el presupuesto se reducirá a 450 millones de dólares, concluye Bereciartua.

Por Hernán Dobry

Temas

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *