7 agosto, 2019

El BICE podría financiar las obras de la ruta 6 y 226

La UTE Paolini-Vidal Agro-INC negocia un crédito con el banco estatal de desarrollo para el proyecto.

La UTE Paolini Hermanos-Vial Agro-INC negocia un crédito de hasta 15 millones de dólares con el Banco de Inversiones y Comercio Exterior (BICE) para el inicio de la primera etapa de la construcción de 666 kilómetros de autopistas en las rutas 6 y 226 en el Corredor A, mientras busca los fondos para el resto el desarrollo del proyecto, afirma una fuente.
El préstamo a 18 meses se desembolsará mensualmente a cambio de Actas de Reconocimiento de Inversión (ARAI) emitidos por la Dirección Nacional de Vialidad, con tasa de descuento de aproximadamente del 50%, detalla.
El consorcio usará estos fondos para respaldar parte de la etapa I del proyecto, mientras concluye las negociaciones con BID Invest por un crédito de 170 millones de dólares, explica la misma fuente.
Estos fondos provendrán del fideicomiso especial de 1.000 millones creado por el gobierno nacional y administrado por el BICE para ayudar a las compañías ganadoras de la licitación para la construcción de autopistas, que tienen problemas para obtener el dinero para comenzar las obras debido a las investigaciones judicial por la causa de los cuadernos.
Esto se debe a que los bancos comerciales locales y extranjeros tienen problemas de cumplimiento (compliance) al tratar de obtener préstamos directamente con ellos ya que sus dueños y/o directivos estaban involucrados en el proceso que lleva a cabo el juez Claudio Bonadío.
BID Invest planea suministrar 200 millones de dólares al fideicomiso mientras que un grupo compuesto por JPMorgan, Morgan Stanley, Citigroup, UBS, y Nomura inyectara otros 800 millones, agrega la fuente.
Como parte del acuerdo entre el BICE y las empresas constructoras, parte de lo que reciban de estos créditos será usado para pagarle al banco estatal lo que les prestó, asegura la misma fuente.
Mientras tanto la UTE Paolini Hermanos-Vial Agro-INC continúa buscando alternativas para fondear el resto del proyecto con bancos comerciales y de desarrollo internacionales. Tendrá tiempo para anunciar el cierre financiero hasta agosto de 2020.
Recientemente, el Ministerio de Transporte de la Nación decidió posponer el plazo original, fijado para el 31 de julio, para otorgarle más tiempo a las constructoras debido a la crisis económica y a las turbulencias políticas que se vive en el país.
Los 666 kilómetros de obras en las rutas 6 y 226, correspondientes al Corredor A requerirán de una inversión total de 1.020 millones de dólares.

Por Hernán Dobry

Temas

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *