8 noviembre, 2019

CGC reduce el 50% su plan de inversión para 2020

La petrolera de Corporación América busca proteger su liquidez ante la incertidumbre sobre los planes del futuro gobierno para el gas.

Compañía General de Combustibles (CGC) reducirá en cerca de un 50% su plan de inversión en perforación para 2020 para cuidar su liquidez, en medio de un clima de incertidumbre sobre cuál será el marco regulatorio para el gas natural en el próximo gobierno, afirman su gerente de Perforación, Fernando Solanet y una fuente.
El mayor riesgo que corre la petrolera del Corporación América es que la administración de Alberto Fernández modifique o cancele el Plan Gas, que representa un 20% (unos 100 millones de dólares) del total de sus ingresos, señala Florencia Mayorga, analista corporativa de TPCG Valores en un informe.
“El Plan Gas de 2017, le provee dos millones de dólares por mes, más allá de lo generado por la empresa”, explica y agrega que la compañía podría enfrentar tres escenarios posibles sobre este tema en durante el próximo año.
El más optimista es que no se produzcan cambios. En ese caso, seguiría operando con los dos equipos de perforación que tiene actualmente en la Cuenca Austral, en la provincia de Santa Cruz, y generaría un EBITDA de 255 millones de dólares, con un plan de inversión de 189 millones de dólares durante 2020.
La segunda alternativa es más pesimista ya que implicaría una cancelación del Plan Gas, lo que llevará a la compañía a volcarse “a un esquema defensivo” que le permita mantener estable sus niveles de reservas. Para esto, precisará desembolsar 115 millones de dólares para hacer 35 pozos, con lo que alcanzaría niveles de EBITDA de 135 millones en el próximo año, resalta la analista.
Finalmente, el peor escenario sería que el gobierno de Alberto Fernández decida pesificar el precio del gas al tipo de cambio oficial y ajustarlo por inflación durante 2020. Mayorga descarta esta posibilidad debido a que para compensar la escasez del fluido que esto provocaría en el país, la Argentina debería importarlo de Bolivia, por el que tendía que pagar 7 dólares por millón de BTU, cuando las empresas locales lo venderán a cerca de 3 dólares el año que viene.
A esto se le suma también, la incertidumbre de que el próximo gobierno discontinúe o realice cambios en la Resolución 46, que fijó un esquema de precios para las nuevas producciones de gas no convencional en 2017 y que fue modificada a comienzos de 2019, señala Solanet y Matías Kalmus, presidente del Instituto de Energía de Santa Cruz.
La compañía ya tomó medidas para evitar el impacto en sus finanzas de una posible cancelación del Plan Gas, por lo que decidió levantar a fines de septiembre uno de los dos equipos de perforación con los que estaba operando en sus áreas en la Cuenca Austral, afirman Solanet y la fuente.
Esto le está provocando problemas sindicales desde entonces, señala la misma fuente. A su vez, esta decisión también ha causado malestar dentro del gobierno de Alicia Kirchner. “Esperemos que esto se revierta cuando se conozcan las medidas que implementará el nuevo presidente para el sector”, afirma Kalmus.
Las consecuencias de esta medida fueron inmediatas, ya que redujo en un 10% la cantidad de pozos que tenía previsto realizar este año, detalla la misma fuente. Mayorga estima que en el primer semestre la empresa perforó 27 de producción y tres exploratorios para los que invirtió 96 millones de dólares y que en el segundo este monto se achicará a 80 millones, para para proteger su liquidez.
Como fue informado por Desarrollo Energético, CGC planeaba destinar entre 180 y 200 millones de dólares en 2019 para hacer 49 pozos y así aumentar su producción de gas natural en un 5%-10%. En la actualidad, la petrolera de Corporación América alcanzó niveles cercanos a los 6 millones de metros cúbicos por día (MCD), afirmó su presidente, Hugo Eurnekian, en el 7º Congreso de Producción y Desarrollo de Reservas.
A la incertidumbre sobre lo que podría ocurrir en 2020 con el precio del fluido, se le sumó la falta de fondos que tiene la empresa para continuar con su plan de crecimiento en sus bloques en Santa Cruz durante el próximo año, explica el gerente.
Su programa de inversión original incluía el desembolso de cerca 190 millones dólares para perforar 50 pozos (entre 7-8 horizontales y 42-43 verticales) con dos equipos en la Cuenca Austral. Cada pozo horizontal cuesta aproximadamente 5 millones de dólares y los verticales, 2,10 millones.
La firma planeaba financiar su desarrollo con parte de los fondos de la emisión de un bono de 400 millones de dólares a 5-7 años en el exterior, su flujo de caja y parte de lo obtenido con un préstamo sindicado de 75 millones de dólares con tasa del 9,50% y vencimiento en mayo de 2021 con Citibank Argentina, Banco Galicia, Santander y el Industrial and Commercial Bank of China (ICBC).
Este plan comenzó a deteriorarse luego de que CGC no consiguiera emitir la obligación negociable el 1 de agosto debido a que los inversores le pidieron tasas por encima del 10%, afirma la fuente. La operación RegS 144A fue manejada por Citigroup y Santander Bank.
Con esos fondos, la empresa planeaba recomprar gran parte de su título de 300 millones de dólares con tasa del 9,50% y vencimiento en noviembre de 2021 y acelerar la exploración y producción de tight gas en la Cuenca Austral para 2020.
Frente a este nuevo escenario posible, CGC redujo sus planes originales y espera perforar 27 pozos durante el próximo año en Santa Cruz, afirma Solanet. Esto, implicaría una inversión de 57 millones de dólares, a la que habría que sumarle las obras de infraestructura, destaca la fuente, lo que incrementaría el monto total a cerca de 100 millones.
Sin embargo, en la compañía mantienen las esperanzas de que el Plan Gas se mantenga como hasta ahora, con lo que podrían volver a traer el segundo equipo y comenzar a utilizarlo a partir de mediados de 2020, destaca el gerente.
La decisión de hacerlo a partir de esa fecha se debe a que la empresa deberá afrontar pagos de amortización de su deuda para lo que necesita recurrir a su flujo de caja debido a que no logró emitir su bono en el exterior en agosto, explica Solanet.
CGC tiene que abonarles 60 millones dólares a sus acreedores en 2020 (45 millones del crédito bancario y 15 millones de su obligación negociable local), de los cuales 20 millones vencen en el segundo trimestre, 20 millones en el tercero y otros 20 millones en el cuarto.
“Teniendo en cuenta la historia de la compañía, estimamos que el refinanciamiento de la deuda con los bancos es factible” ya que tiene una línea de crédito abierta de 60 millones, señala Mayorga, quien estima que para fin de año contará con 44 millones en efectivo y equivalentes.
Sin embargo, la analista destaca que si se cancelara el Plan Gas, el impacto que podría generarle la reducción en sus ingresos, “incrementará la preocupación sobre la capacidad de repago” de su deuda que vence en 2021.
En noviembre de ese año, deberá cancelar su bono de 300 millones de dólares, a lo que se le suman 30 millones del préstamo sindicado (15 millones en el primer trimestre y 15 millones en el segundo) y 29 millones de la obligación negociable local (5 millones en el primer trimestre, 5 millones en el segundo y 19 en el tercero).
Para Mayorga, CGC debería perforar 35 pozos durante 2020 para evitar el declive de sus reservas en cinco años y  alcanzar una producción de entre 5 y 5,50 millones de MCD. En tanto, la fuente espera que se ubique un poco por debajo de los 6 millones de MCD actuales.

Por Hernán Dobry

Temas

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *