16 mayo, 2019

CEPU debrá incrementar el financiamiento para comprar Brigadier López

La empresa precisará de 300 millones de dólares para poder quedarse con la central térmica en lugar de los 160 millones originales.

Central Puerto (CEPU) está considerando incrementar a 300 millones de dólares sus necesidades de financiamiento para su proyecto de inversión para 2019 si adquiere la central térmica Brigadier López, de 280 MW, afirma una fuente.
Esto se debe a que la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico SA (CAMMESA) no le pagó la energía generada por FONINVENMEM II en la planta Vuelta de Obligado, de 816 MW, explica.
CEPU ha solicitado un aumento de 100 millones de dólares en el monto del préstamo que estaba negociado con bancos internacionales para comprar la planta debido a la reducción de ese mismo monto en su EBITDA, producto del anuncio que hizo la Secretaría de Energía de la Nación a través de la Resolución 1.
El 1 de marzo de este año, el Gobierno Nacional enmendó la resolución 19/2017, en busca de un nuevo esquema de remuneración que recompense las unidades eficientes, para ahorrar 400 millones de dólares por año, como parte de la estrategia de reducción de costos en virtud del acuerdo por 57.000 millones de dólares firmado con el Fondo Monetario Internacional (FMI) el año pasado.
Bajo este nuevo esquema, la Secretaría de Energía fijó los pagos en función de la capacidad de generación disponible, que se reducirá a 75.000 dólares por MW por año, desde los actuales 84.000. Los generadores de energía (incluido CEPU) que se considerados ineficientes, con un factor de carga meno al 30%, recibirán pagos fijos incluso más bajos.
La empresa estaba negociando un préstamo a tres años por 160 millones dólares con tasa del 10,50% con JPMorgan, Morgan Stanley, Citigroup y un cuarto banco para adquirir la central térmica Brigadier López, afirma la fuente.
Además, deberá solicitar fondos para los, al menos, 20 millones de dólares que precisa para comenzar con el proceso de cierre de ciclo de la planta, que requerirá de un desembolso de 100 millones, advierte la misma fuente.
El 15 de mayo, la compañía se aseguró de parte de Integración Energética Argentina SA (IEASA) una tercera postergación en dos meses, hasta el 10 de junio, para confirmar la transferencia de Brigadier López, señala la misma fuente.
IEASA retrasó la transferencia de la planta desde la fecha original (1 de abril) a finales de ese mes, ya que necesitaba concluir con los trámites internos. Luego, CEPU solicitó un nuevo estiramiento del plazo hasta el 15 de mayo mientras los accionistas analizaban si continuaban con el acuerdo después de que la Resolución 1 redujera en 20 millones de dólares el EBITDA del proyecto.
La empresa fue adjudicada con la central térmica Brigadier López, en la provincia de Santa Fe, en una licitación internacional lanzada por la firma estatal el 26 de febrero de este año. Allí, ofreció pagar 326,55 millones de dólares, de los cuales 165,43 millones serán usados para pagar la deuda de 161,12 millones que IEASEA tiene con el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la ANSES.
Como parte del acuerdo, CEPU asumirá esta deuda con IEASA a la misma tasa y se la pagará mensualmente hasta 2022 con el flujo de caja generado por la central térmica mediante la venta de energía a CAMMESA.
La empresa le solicitó más tiempo, mientras continuaba conversando con el Ministerio de Energía sobre la deuda de 90 millones de dólares (incluidos los intereses) que CAMMESA mantiene con ella, explica la fuente.
La mayorista estatal de electricidad no pagó las primeras 10 cuotas por la energía generada en la central térmica Vuelta de Obligado, de 81MW, de FONINVEMEM II, que comenzó a operar en marzo de 2018 y desembolsó directamente la cuota 11, detalla la misma fuente. Este fideicomiso controla la planta ubicada en la provincia de Buenos Aires, en el que CEPU posee una participación del 56%.
Hasta que CAMMESA no ofrezca un plan de cómo pagará las cuotas adeudadas, la empresa no puede confirmarle a IEASA la adquisición de Brigadier López, debido a que no cuenta con fondos suficientes para completar la construcción de las plantas de cogeneración Luján de Cuyo, de 93 MW, y Terminal 6, de 330 MW, ubicadas en las provincias de Mendoza y Santa Fe, respectivamente, sostiene la fuente.
CEPU esperaba utilizar los fondos de FONINVEMEM para financiar parte de la inversión de 100 millones de dólares que debe realizar en 2019 para las obras de ambas centrales. Su desarrollo requerirá de un desembolso total de 375 millones de dólares y deberán estar concluidas en el primer semestre de 2020.
La firma fue adjudicada con un contrato a 15 años de 17.100 dólares por MW por mes más 8 dólares por MWh para Luján de Cuyo en la licitación de Eficiencia Energética que lanzó el ex Ministerio de Energía y Minería de la Nación, el 17 de octubre de 2017.
También, obtuvo un contrato a 15 años de 17.000 dólares por MW por mes más 8 dólares por mes por MWh (NG) más 10 dólares por MWG (GO) para construir la planta de cogeneración Terminal 6, de 330 MW, en la localidad santafesina de San Lorenzo, en el mismo concurso de precios.

www.iiicorp.com

Temas

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *