8 octubre, 2019

CEOSA busca fondos para un pequeño aprovechamiento hidoeléctrico en Mendoza

La constructora precisa de 23 millones de dólares para desarrollar el proyecto Las Tunas, de 10 MW.

Grupo CEOSA está buscando alternativas para financiar los 23 millones de dólares que requiere para la construcción de la central hidroeléctrica Las Tunas, de 10 MW, en la provincia de Mendoza, luego de que quedara sin efecto su plan original, afirma su CFO, Gustavo Eglez.
En una entrevista exclusiva con esta agencia de noticias, el directivo indica que la constructora mendocina espera fondear el desarrollo del proyecto con créditos con bancos locales y extranjeros.
CEOSA tomó la decisión de reiniciar su proceso de financiamiento después de que el Banco Nación decidiera no respaldar la construcción del pequeño aprovechamiento hidroeléctrico, revela Eglez. La empresa creía que el haber elegido a IMPSA como proveedora de las turbinas la ayudaría a asegurarse el préstamo, ya que es uno de sus principales accionistas, explica. Pero esto no ocurrió.
La firma local Petroplast proporcionará y fondeará la parte correspondiente a las cañerías que necesita para el proyecto, asegura el CFO y agrega que esto no representa una cantidad significativa de lo que precisa para completar los trabajos.
CEOSA estará a cargo del EPC y de las obras civiles. Su construcción aún no ha comenzado ya que la compañía no pudo asegurarse el financiamiento, por lo que va a esperar hasta obtenerlo para arrancar con su desarrollo, explica el CFO.
La empresa mendocina fue adjudicada con un PPA por 20 años de 103,98 dólares por MW para levantar la central hidroeléctrica Las Tunas, de 10 MW, en la licitación internacional RenovAR 2, en noviembre de 2017.
En paralelo, CEOSA está concluyendo las negociaciones por un préstamo sindicado de 7 millones de dólares con tasa del 8,50% con el Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE), el Supervielle y el Macro, para recuperar parte del capital que inyectó para construir cinco pequeñas plantas en su provincia después de su fecha de inicio de operaciones comerciales (COD), subraya el Eglez.
Actualmente, está financiando las obras de las represas Cacique Guaymallén-Salto 6, de 1,06 MW, Cacique Guaymallén-Salto 7, de 1,20 MW, Cacique Guaymallén-Salto 8, de 1,23 MW, Triple Salto Unificado, de 0,51 MW, y Tiburcio Banegas, de 1,65 MW, con un préstamo de 5 millones de dólares con tasa Libor + 3,50% y vencimiento en 2023 del Banco Nación y su propio efectivo.
Su construcción requerirá de un desembolso total de 14,70 millones de dólares. La compañía está a cargo del proyecto EPC y de las obras civiles y ha seleccionado a la alemana Wasserkraft Volk para que le suministre las turbinas.
CEOSA fue adjudicada con cuatro PPAs de 105 dólares por MW para construir Cacique Guaymallén-Salto 6, Cacique Guaymallén-Salto 8, Triple Santo Unificado y Tiburcio Benegas en Mendoza en la RenovAr 1, en 2016. También, recibió un contrato a 20 años de 101,98 por MW, respectivamente, para Cacique Guaymallén-Salto 7 en la RenovAr 2.
Finalmente, la compañía está negociando con Banco Supervielle, que posee el 75% de su deuda, la postergación de sus vencimientos por un total de 47,78 millones de dólares, lo que le permitiría tener más oxígeno para desarrollar los proyectos, concluye Eglez.

Temas

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *