16 mayo, 2019

CEOSA busca USD 56 millones para siete proyectos de energías renovables

La empresa mendocina tiene que construir pequeñas centrales hidroeléctricas, parques solares y una planta paneles fotovoltaicos.

El Grupo CEOSA está buscando alternativas para financiar los 56 millones de dólares requeridos para la construcción de siete pequeñas centrales hidroeléctricas, un parque solar y una planta de paneles fotovoltaicos en la provincia de Mendoza, según afirman Gustavo Eglez y Gustavo Silva, su director financiero y coordinador de energías renovables, respectivamente.
En una entrevista exclusiva con esta agencia de noticias, Eglez señala que la constructora cuyana está negociando con bancos locales e internacionales, fondos de inversión y proveedores para llevar a cabo las obras. Además, planea utilizar su propia caja y la venta de algunos activos para su desarrollo, añade Silva.
CEOSA está negociando préstamos con el Banco Galicia, el Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE), y otras entidades para financiar parte de los 16 millones de dólares requeridos para el parque solar Anchoris, de 21,30MW. También, está manteniendo conversaciones preliminares con fondos de los Estados Unidos, Alemania y el Reino Unido.
La empresa tuvo que cambiar su estrategia original que consistía en usar un crédito de bancos locales y otro de Power Construction Corporation de China (PowerChina), luego de que la firma china redujera los montos que planeaba suministrar para las obras, explica Silva.
De cualquier forma, CEOSA aún planea obtener un préstamo por dos años de sus proveedores para respaldar la construcción del parque solar hasta la fecha de inicio de su operación comercial (COD, por sus siglas en inglés).
La compañía mendocina había elegido a PowerChina como contratista EPC y a Telesun como proveedora de los paneles. Ahora, está analizando quiénes le suministrarán los trackers y los arrancadores electrónicos, incluyendo a Arctech Solar y Soltigua, detalla Silva.
El desarrollo del proyecto depende del éxito que tengan las negociaciones que CEOSA y Empresa Mendocina de Energía (EMESA) están manteniendo con la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico SA (CAMMESA), para postergar el COD.
La planta debe comenzar a operar en junio, como está estipulado en los PPA que EMESA firmó con CAMMESA. La empresa estatal fue adjudicada con un PPA de 48 dólares por MW para la construcción de Anchorias en la licitación RenovAr 1.5, en 2016.
Paralelamente, CEOSA está negociando un préstamo de leasing con Banco Comafi, Banco de la Nación y una tercera entidad local para financiar los 4,70 millones dólares requeridos para las obras de la planta de paneles solares monofaciales, con capacidad para producir 360.000 módulos policristalinos para alcanzar los 120MW por año, subraya Eglez.
Actualmente, la empresa está construyendo el galpón donde espera instalar las máquinas para ensamblar las células solares, que serán importadas, para producir los módulos fotovoltaicos. Mientras tanto, el proceso se está fondeando con su propio efectivo, agrega el directivo.
CEOSA eligió a la firma italiana Ecoprogetti para suministrarle todas las máquinas para la línea de producción. La planta comenzará a operar en mayo-junio de 2019 y la compañía planea usar lo fabricado para potenciar cuatro parques que tiene que levantar en Mendoza y, el remanente, venderlo para proyectos en el país, indica Silva.
La firma cuyana también está buscando alternativas de financiamiento para los 23 millones de dólares que se necesita para las obras del complejo hidroeléctrico Las Tunas, de 10MW. Para ello, está analizando usar créditos de bancos locales e internacionales, agrega.
IMPSA ayudará a garantizar el préstamo del Banco Nación para fondear la adquisición de dos turbinas de 5MW, que le suministrará la empresa mendocina, de la que la entidad estatal es uno de los mayores accionistas.
Además, Petroplast financiará las tuberías que va a proveerle para el proyecto, indican Eglez y Silva. CEOSA estará a cargo del EPC y de la obra civil. Los trabajos aún no han comenzado dado que la compañía no pudo asegurarse la totalidad del dinero, aclara su director financiero.
La empresa mendocina fue adjudicada con un PPA a 20 años de 103,98 dólares por MW para levantar la central hidroeléctrica Las Tunas en su provincia en la licitación RenovAr 2, en noviembre de 2017.
La compañía también está negociando un préstamo de 6 millones de dólares con los bancos Supervielle, Macro y BICE para reembolsar parte del dinero inyectado para construir cinco pequeñas represas después del COD, explica su director financiero.
Actualmente, está financiando las obras de Cacique Gaymallén-Salto 6, de 1,06 MW, Cacique Guaymallén-Salto 7, de 1,20 MW, Cacique Guaymallén-Salto 9, de 1,23 MW, Triple Santo Unificado, de 0,51 MW, y Tiburcio Benegas, de 1,65 MW con un crédito de 5 millones de dólares con tasa Libor+3,5% y vencimiento en 2023 del Banco Nación y su propia caja.
Su construcción requerirá de un total de 14,70 millones de dólares, indica Silva. La compañía está a cargo del EPC y de la obra civil y ha seleccionado a Wasserkraft Volk para suministrarle las turbinas para potenciar los complejos hidroeléctricos, explica el directivo.
CEOSA fue adjudicada con un PPA a 20 años de 105 dólares para levantar Cacique Guaymallén-Salto 6, Cacique Guaymallén-Salto 8, Triple Santo Unificado y Tiburcio Benegas en Mendoza en la RenovAR 1, en 2016. Además, recibió un contrato de 101,98 dólares por MW para Cacique Guaymallén-Salto 7 en la RenovAr 2.
Finalmente, la empresa mendocina está negociando con CleanPower, Global Hydro Energy, WWS Wasserkraft y Vaptech para que le suministren una turbina Turbinator para instalarl en la represa Pichanas, de 0,50 MW, en la provincia de Córdoba.
El proveedor seleccionado deberá financiar los 1,30 millones de dólares requeridos para las obras con un préstamo de entre 18 y 24 meses, explica Silva, y agrega que, después de haber finalizado los trabajos, CEOSA planea refinanciarlos con un crédito bancario.
La Empresa Provincial de la Energía de Córdoba (EPEC), propietaria de la planta de Pichanas, seleccionó a la firma mendocina como contratista de balance de planta (BOP por sus siglas en inglés) del proyecto que, además, deberá fondear. La compañía estatal obtuvo un PPA a 20 años de 20,60 dólares por MW para su desarrollo en la licitación RenovAr 2.

www.iiicorp.com

Temas

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *