14 enero, 2020

BNP, Euler y DFC financiarán dos parques eólicos en la Argentina

Los bancos desembolsarán 150 millones de dólares para los proyectos de YPF Luz en Santa Cruz.

BNP Paribas Fortis y la US International Development Finance Corporation (DFC) financiarán la construcción del parque eólico Cañadón León, de 120 MW, que YPF Luz está llevando adelante en la provincia de Santa Cruz, con dos créditos por un total de 150 millones de dólares.
Como lo había adelantado Desarrollo Energético, la unidad de energía de la petrolera controlada por el Estado, esperaba terminar con las negociaciones a principio de diciembre del año pasado. Sin embargo, el proceso que habían comenzado a finales de 2018 se dilató y recién concluyó anoche luego de muchas idas y vueltas, afirma una fuente cercana a la compañía.
El banco francés financiará el proyecto con un crédito de 100 millones de dólares con una tasa del 6,50% con vencimiento a 15 años, que estará completamente garantizado por Euler Hermes Group, detalla.
La decisión de la ECA germana de respaldar el desarrollo de Cañadón León I y II marca un cambio en su postura frente a los proyectos locales ya que a principios de septiembre había decidido paralizar todos los desembolsos correspondientes a préstamos que ya habían sido aprobados debido a las restricciones cambiarias impuestas por el Banco Central de la República Argentina (BCRA) y había colocado al país como una nación de alto riesgo, una categoría que comparte en la región con Bolivia, Venezuela, Nicaragua y Cuba.
La presencia de Euler Hermes Group garantizando el crédito de BNP Paribas para YPF Luz se debe a que las turbinas General Electric (GE) que piensa instalar en Cañadón León I y II cuenta con partes producidas en Alemania.
Por otra parte, DFC, la ex Overseas Private Investment Corporation (OPIC), financiará las obras con un préstamo de 50 millones de dólares con una tasa del 3,40% a 15 años, afirma la fuente.
La presencia del banco estadounidense de desarrollo respaldando la construcción de estos parques eólicos se deba a que YPF Luz tiene como accionista a GE Energy Financial Services (12,49%) y las turbinas que está utilizando son provista por GE.
La compañía espera recibir el desembolso de los fondos en diez días, explica la misma fuente. Mientras tanto, la empresa viene utilizando el dinero que obtuvo durante el año pasado para llevar adelante las obras, explica.
YPF Luz emitió el 19 de julio un bono de 400 millones de dólares con tasa del 10,25% y vencimiento en 2026 para respaldar varios de sus proyectos en construcción. La operación fue manejada por Citigroup, HSBC e Itaú BBA, mientras que Banco Itaú Argentina e Itaú Valores actuaron como co-colocadores locales.
Parte de esos fondos, forman parte de los 40 millones de dólares que ya inyectó la empresa para completar los 190 millones de dólares (incluyendo IVA e impuestos) de inversión que requieren Cañadón León I y II para estar terminados, resalta.
“Esta inversión de 160 millones de dólares, que cuenta con el apoyo de las entidades financieras antes mencionadas, es una clara señal de la capacidad de YPF para trabajar con los organismos crediticios de mayor exigencia del mercado, y demuestra también que estamos en un contexto de confianza hacia el futuro económico del país”, resalta el presidente de YPF, Guillermo Nielsen.
La construcción de los dos parques eólicos sufrió cierto retraso debido a las restricciones cambiarias que le impidieron poder acceder a la compra de dólares para pagarle a algunos de sus proveedores, explica la misma fuente.
Sin embargo, la empresa espera tenerlos terminados para septiembre, dentro de los plazos que tenía acordados en el contrato que firmó con la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico SA (CAMMESA), destaca.
YPF Luz comenzó a recibir hoy 33 aspas y 40 tramos de torre en Puerto Deseado que le permitirán completar el equipamiento para las 29 turbinas GE de 4,20 MW cada una que potenciarán el proyecto.
La compañía eléctrica local fue adjudicada con un PPA a 20 años de 41,50 dólares por MWh para construir Cañadón León I, de 99 MW, en la licitación internacional RenovAr 2, en noviembre de 2017.
En tanto, la empresa ya llegó a un acuerdo para venderle la energía que producirá en Cañadón León II, de 21 MW, a YPF para ser utilizada en sus campos petroleros en Santa Cruz.
El 6 de agosto, Wind Power, la unidad de energía renovable de Equinor, acordó pagar 20 millones en acciones y 10 millones de prima a YPF Luz por el 50% de la participación en Cañadón León.

Otros proyectos
En paralelo con las obras de Cañadón León I y II, la compañía planea concluir con las obras de otros cuatro proyectos renovables, términos y de cogeneración durante este año, explica la misma fuente.
YPF Luz está construyendo los parques eólicos Los Teros I y II, de 72,20 MW y 50,35 MW con respectivamente, en la provincia de Buenos Aires, con turbinas GE, y espera terminarlos para fines de marzo, señala.
Ambos proyectos renovables, que requieren de una inversión de 150 millones de dólares, obtuvieron prioridad de despacho en las rondas que realizó CAMMESA durante 2018 y serán utilizados para proveerle energía a grandes consumidores en el país.
A su vez, la empresa está avanzando con las obras de la planta de cogeneración La Plata Cogeneración II, de 85 MW, en la capital bonaerense, que espera tenerla terminada para el mes de junio. Para esto está desembolsando 166 millones de dólares.
YPF Luz fue adjudicada con un PPA a 15 años de 18.600 dólares por MW por mes para desarrollar este proyecto en la licitación de Eficiencia Energética lanzada por el ex Ministerio de Energía y Minería, en octubre de 2017.
YPF Luz también está construyendo la central térmica Manantiales Berh, de 57,40 MW, en la provincia de Chubut como complemento de la energía generada dentro del parque eólico del mismo nombre.
Su desarrollo necesitará de una inversión de 63,20 millones de dólares, que está siendo fondeada con un préstamo de la ECA finlandesa Finnvera. La empresa espera que comience a funcionar en octubre, explica. La compañía firmó un contrato de 23,33 dólares por MW con YPF para proveerle la electricidad generada con las turbinas Wärtsilä.
Finalmente, YPF Luz está completando el cierre de ciclo de su central térmica El Bracho, en la provincia de Tucumán, para lo que está invirtiendo 290 millones de dólares. Las obras estarán listas a partir del tercer trimestre de 2020, explica.
La empresa fue adjudicada con un PPA a 15 años de 22.200 por MW por mes para convertir la planta de 267,8 MW, en un ciclo combinado de 468 MW, en la licitación de Eficiencia Energética de 2017.
YPF Luz es controlada por la petrolera manejada por el Estado, que cuenta con una participación del 75,10%, mientras que las acciones restantes se encuentran en manos de GE Energy Financial Services (12,49%) y BNR Infrastructure Co-Investment Limited (12,50%).

Por Hernán Dobry

Temas

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *