19 julio, 2019

ADI-NQN invertirá USD 35 millones en una planta de tratamiento de residuos

Con el proyecto, la empresa estatal espera generar entre 1 y 2 MW de electricidad.

La Agencia de Desarrollo e Investigación de Neuquén (ADI-NQN) planea invertir 35 millones de dólares en la construcción de una planta de tratamiento de residuos con capacidad para generar energía, fertilizantes, abono y biomasa, afirma su presidente, José Brillo.
En una entrevista exclusiva con esta agencia de noticias, el directivo indica que la empresa estatal neuquina planea financiar el desarrollo del proyecto con dos préstamos separados que está negociando: uno con un fondo ambiental del Banco de Desarrollo Interamericano (BID), y otro con el European Investment Bank (EIB) y la Agence Francaise de Developpment (AFD).
La compañía está en tratativas con la entidad latinoamericana para la obtención de un pequeño crédito para respaldar la adquisición de la tecnología para la clasificación de residuos y plantas de rellenos sanitarios.
Además, está negociando con el EIB y AFD para financiar la construcción de las plantas y la compra de máquinas para producir energía, fertilizantes, abono y biomasa, señala el presidente de ADI-NQN.
Ambos préstamos estarán respaldados con una garantía de 45 millones de dólares del Gobierno Nacional y fueron incluidos en el presupuesto 2019 votado en diciembre de 2018, explica.
La planta tendrá la capacidad para procesar 300 toneladas por día (t/d) de residuos en la primera etapa, explica Brillo, y agrega que espera incrementar su producción a 800 t/d durante los próximos tres o cuatro años.
Actualmente, ADI-NQN está negociando con 14 pequeños y medianos municipios de Neuquén y Río Negro el precio que van a pagar por la basura y la cantidad que cada una debe suministrar, revela Brillo.
Para la segunda etapa, la compañía planea un acuerdo similar con la ciudad de Neuquén una vez que la planta se encuentre en funcionamiento, ya que la capital sería una proveedora más grande, afirma el presidente.
La empresa está en tratativas con dos constructoras, incluida Millicic, para el desarrollo de las obras. Ambas analizan presentar iniciativas privadas que se tomarán como base para la licitación que lanzará para adjudicar el contrato de construcción, operación y mantenimiento (COM), completa Brillo.
Debido a que los proyectos serán declarados de interés público, ambas firmas tendrán el derecho a mejorar las ofertas de otras compañías en el concurso de precios que planea lanzar antes de fin de 2019, explica.
La empresa ganadora pagará un canon para la operación de la planta de operación y mantenimiento que cubrirá con lo que le abonen mensualmente los municipios por los residuos y con la venta de energía que generará, sostiene Brillo.
ADI-NQN está analizando varias alternativas para los 1-2 MW de electricidad que espera producir con la basura, sostiene el ejecutivo. Una de las opciones es utilizar parte de ellas para su proceso de clasificación y para las plantas de relleno sanitario.
Otra de las alternativas sería presentar el proyecto en las rondas de asignación de prioridad de despacho de la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico SA (CAMMESA) o en las nuevas licitaciones RenovAr. También, están pensando vender energía a una distribuidora local para ser utilizada en las provincias de Neuquén y Río Negro.

www.iiicorp.com

Temas

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *